Mora en impuesto Automotor ya supera 50% y es récord

La morosidad en el Impuesto Automotor superó este año 50 por ciento y se convirtió en la más alta de los últimos cuatro años. Por el contrario, el atraso en el pago del Inmobiliario alcanzó a 41 por ciento y mantuvo su línea descendente desde 2006, aun pese a la crisis.

Los datos recabados por Comercio y Justicia surgen de cotejar la base de contribuyentes de ambos impuestos y el total de cedulones con la denominada Cuota 50 que la Dirección de Rentas gira anualmente para esta fecha a los contribuyentes incumplidores.

La Cuota 50 es un cedulón extra que emite el organismo recaudador para aquéllos que no pagaron hasta el 30 de junio la deuda a diciembre del año anterior, en este caso 2008. A esos contribuyentes se les carga 30 por ciento de descuento con que se les había liquidado el impuesto a comienzos de año. Como no afrontaron en tiempo y forma las deudas anteriores, el fisco elimina el descuento efectuado y lo carga en una obligación extra.

En este caso, Rentas giró un total de 1,18 millones de cedulones cuyo primer vencimiento operará el próximo 19 de noviembre. En tanto, el segundo plazo de pago será el 26 de noviembre, con un mínimo recargo.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

De acuerdo con los datos oficiales, en las últimas horas se repartieron 863 mil cedulones por el Inmobiliario (789 mil correspondieron al Urbano y 74 mil al Rural) y 317 mil por Automotor.

Si se comparan con la base de datos de contribuyentes de ambos tributos, surge un mayor atraso en automotores.

El padrón de bienes obligados alcanza 600 mil por lo que un atraso de 317 mil, arroja una mora superior a 50 por ciento.

Ese atraso, siempre observado a través de las emisiones de Cuota 50, es el más alto desde 2006, cuando se implementó el mecanismo.

En el caso del Inmobiliario, el padrón es de 2,1 millones propiedades, con lo cual una morosidad de 863 mil cedulones deriva en un atraso en torno a 41 por ciento.

La situación difiere sensiblemente si se trata del Urbano o el Rural. En el caso del Urbano, el padrón es de 1,7 millones de cuentas y la mora de 789 mil, cerca de 50 por ciento. En tanto, el atraso en el Rural es menor. De 400 mil propiedades, la morosidad sólo alcanza 74 mil cuentas, menos de 20 por ciento.

“En momentos de crisis, es regla que se verifique un mayor atraso en el pago del impuesto Automotor. Lo mismo pasa a nivel de municipios”, señaló una fuente.

La semana pasada y a partir de una consulta en el marco del plenario de comisiones en la Legislatura por el tratamiento del proyecto de Presupuesto 2010, el secretario de Ingresos Públicos, Eduardo Gauna, había admitido números similares.

“La cobrabilidad del Impuesto Inmobiliario Rural es de 70 por ciento en el año y en el Urbano es de 64 por ciento de lo que se emite. Cuando van pasando los años se comienza a recuperar deuda anterior”, había señalado el funcionario en el marco de la reunión de comisiones.

Artículos destacados