Mientras se espera que el crédito reactive ventas, ya son 3.500 las suspensiones

En Córdoba. Las suspensiones afectan por el momento a operarios de las plantas de Iveco y Renault.

Corresponde a la sumatoria de los trabajadores de las automotrices que se vieron afectados por la baja de 35% en la compra interna de vehículos cero kilómetro y de 15% en la demanda de Brasil. Surgen planes de las propias plantas y se aguarda la línea del Bancor.

El CEO de FIAT Auto Argentina, Cristiano Rattazzi, admitió que las automotrices están “muy preocupadas” por la baja en la demanda de autos desde Brasil, pero aclaró que si bien se están registrando suspensiones en las fábricas locales, el panorama todavía no llega a ser “grave”.

“Cada terminal va reestructurando. Por ahora no me parece que haya una situación grave. Suspensiones ha habido siempre en la industria”, indicó el empresario a la prensa.

Pese a que ello no deja de ser cierto, la realidad muestra una incipiente crisis que evidencia una contracción de 35% en las ventas de 0 kilómetros en el mercado local en lo que va del año, simultáneamente con una caída en la demanda de vehículos por parte de Brasil, que comenzó el año con tres por ciento y alcanzó 15% en abril (ver pág. 2).

Todo ello impacta de lleno en la producción y en el empleo. De hecho, ya suman 3.500 los operarios que han sufrido y todavía trabajan con alguna suspensión en su semana laboral.

Como ya se cronicó en Comercio y Justicia, la productora de camiones Iveco suspendió a 500 operarios que volverán a trabajar recién el lunes y martes próximos, aunque la planta será paralizada nuevamente los días miércoles 7, jueves 8 y viernes 9, al igual que el lunes 12, martes 13 y miércoles 14 de mayo próximo.

En ese marco, el vocero del gremio Smata de Córdoba, Leonardo Almada, aseguró que “después del feriado del 1 de Mayo se trabajará dos días de las próximas dos semanas, por lo que en la primera quincena están garantizados sólo cuatro días de trabajo” y siete días durante todo el mes.

También por la misma situación Renault había suspendido a 500 operarios la semana pasada, quienes volvieron a sus tareas habituales el lunes último pero no se descarta que la fábrica cordobesa de la firma de capitales franceses vuelva a un parate.

En tanto, las terminales de Peugeot y Citroën resolvieron paralizar tres días la producción en su planta bonaerense de Villa Bosch en esta semana corta -desde el lunes hasta el miércoles-, por lo que unos 3.000 trabajadores fueron suspendidos hasta la semana próxima y percibirán sólo 65% de sus salarios.

A la acumulación de stock en este último caso se suma un agravante: la compañía dijo que por el conflicto de la semana pasada entre Siderar y el sindicato de Camioneros le faltan chapas para fabricar vehículos.

Sin embargo, en la automotriz reconocieron que -si las ventas fueran mayores- no hubieran tomado la decisión de paralizar la producción: “Se hubiera seguido fabricando aunque los autos quedasen sin terminar. Esta suspensión servirá para adecuar el stock de la empresa a la nueva realidad”, indicaron.

Volkswagen, por su parte, pondría en marcha un plan para reducir su personal en 720 puestos de trabajo, por lo que iniciaría un programa de jubilaciones anticipadas para los mayores de 62 años, con lo que se irían 320 empleados, aunque aún falta definir el destino de los restantes 400.

A la espera de créditos
En ese marco, el mercado aún está a la espera del anuncio que realizará el gobernador De la Sota respecto de las líneas de crédito para la compra de autos y motos fabricadas en la provincia.

Según confirmó en su momento una fuente oficial a este medio, el Banco Córdoba ofrecerá planes de 24 y 48 cuotas con tasas de interés de 12 y 18% para la compra de motos y autos cero kilómetro, respectivamente.

“Falta la firma del gobernador y se hace el anuncio”, confirmó ayer esa misma fuente a este medio.

Por su parte, las mismas automotrices pusieron en marcha bonificaciones por pago de contado, tasas subsidiadas y cuotas fijas en pesos traccionar una leve recuperación.
Volkswagen ofrece financiación propia al ciento por ciento, cuotas en pesos y sin interés (se actualizan por el valor del auto), con bonificaciones que, por ejemplo, para el Gol Trend está en 14 mil pesos.

Renault también financia en un ciento por ciento las unidades directas de fábrica, mientras que Fiat promociona las cuotas sin interés, sin anticipos y en pesos. Además, otorga bonificaciones por adelantar cuotas.

Expectativas
A pesar de la incipiente crisis, Rattazzi mostró cierto optimismo: “La vamos a bancar, la parte de producción depende mucho de lo que pasa en Brasil y en eso tiene razón el Gobierno nacional”, al que -no obstante- criticó por la aplicación del impuesto a los autos de lujo al considerar que “llegó en un momento complicado para el sector y agravó los factores externos que afectaban a la industria”.

“Lo que hay que buscar es diversificar las exportaciones”, consideró y explicó que Argentina debe salir a buscar ampliar la demanda de países como México, o los integrantes de la Unión Europea, donde cada año se venden millones de cero kilómetro, para no depender tanto de Brasil.

Aclaró: “Para llegar (a esa diversificación) también tenemos que migrar muy a fondo en tema de competitividad en las economías argentina y brasileña, porque al final estamos muy integrados”.

Artículos destacados