Mestre lanza “shock de inversión” en obras y reformula planes del Solo Bus

VUELTA DE PÁGINA. El intendente admitió “errores” aunque insistió en que su administración tiene “un plan”. Por lo bajo, instó a su nuevo equipo a mostrar gestión.

Declaró la emergencia del alumbrado público. Apunta a “encender” unas 15 mil luminarias -sobre unas 30 mil con problemas-, en 120 días. Habrá una batería de anuncios -que incluye bacheo- para recomponer servicios básicos en el cortísimo plazo a la espera de inversiones de fondo. Hoy, el turno de Solo Bus. Agilizarán uso de fondos fiduciarios, prácticamente sin utilización. El jefe comunal, con un atisbo de autocrítica en la jura de los nuevos funcionarios.

En un claro golpe de efecto y buscando dejar atrás el evidente quiebre en su administración profundizado por las denuncias públicas que recayeron sobre él y parte de su equipo, el intendente Ramón Javier Mestre firmó ayer el decreto que declara la emergencia en el alumbrado público y activa un plan de obras por 8 millones de pesos para recomponer ese servicio.

Ese anuncio es la punta de lanza de una batería de inversiones de corto plazo, que se sucederán día tras día y que apuntan a enderezar la gestión.

Después de cuatro días de alta tensión en el Palacio 6 de Julio, Mestre tomó ayer juramento a dos de los nuevos secretarios que integrarán su gabinete. Se trata de César Ferreyra, en Transporte, y de Gabriel Acevedo, en Salud.

El resto jurará entre hoy y mañana, una vez que se salven las trabas normativas. Por caso, Javier Bee Sellares (titular de la bancada de ediles de la UCR), que asumirá en Gobierno, y Hugo Romero (intendente de Villa de Sota) en Economía, aguardaban la aprobación del pedido de licencia por parte sus respectivos concejos deliberantes.

En tanto, Héctor Di Forte en la Secretaría de Infraestructura y Juan Giunta en Planeamiento y Desarrollo Estratégico asumirán una vez que el Concejo Deliberante modifique hoy la orgánica municipal y genere las dos nuevas secretarías, desprendimientos de Desarrollo Urbano, que hasta el viernes timoneaba Mariano de Juan.

Precisamente, esas áreas tan sensibles fueron ayer eje de los primeros anuncios de la nueva etapa de gestión.

Después del el acto de jura y el discurso -con párrafos autocríticos- de Mestre a primera hora de la mañana, éste encabezó reuniones con su nuevo equipo e impartió directivas sobre la nueva impronta que pretende para los meses que le quedan por delante: “shock de inversiones” para mejorar servicios básicos y trabajo territorial “que se vea en la calle”.

Con esos lineamientos, el secretario General, Alberto Giménez, encabezó por la tarde la primera rueda de prensa con anuncios que, según confirmó a Comercio y Justicia el propio funcionario, se sucederán periódicamente. Ayer fue el turno de una área clave: alumbrado público.

“El intendente ya venía madurando una decisión de este tipo y resolvió avanzar rápidamente en esto por la obsolescencia de la red y por las dificultades que se incrementaron por la temporada de lluvias”, indicó Giménez luego de presentar a los nuevos secretarios.

En la práctica, la emergencia permitirá avanzar de manera expeditiva, según confió Giménez, en la contratación de insumos clave para esa área.

El plan, que en rigor complementa el anunciado días atrás por De Juan, apunta a recuperar unas 15 mil luminarias. “Hoy el apagado alcanza a un 25 por ciento sobre 120 mil luminarias”, admitió Di Forte y Omar Gastaldi, subsecretario de Infraestructura. La idea es reducir ese porcentaje a 12 por ciento en un plazo de 120 días.

Giménez distribuyó el listado de insumos a adquirir, algunos ya comprados, por un total de 8,08 millones de pesos. Se trata de partidas de Rentas Generales, indicó.

En rigor, los fondos deberían partir de uno de los cuatro fideicomisos creados a poco de que asumió Mestre, durante la gestión de Diego Dequino al frente de Economía.

Concretamente, el Fondo de Seguridad Ciudadana (Fosec), que se alimenta del superavit que dan los ingresos por alumbrado público (se cobra en la boleta de EPEC) respecto de los gastos por consumo de energía por parte del municipio.

Esa cuenta logra unos 22 millones de pesos al año. De ese total, 15 millones van a obras de alumbrado público y 7 millones a semáforos. En rigor, por razones no explicitadas, no redituó en un goteo de partidas para mejorar la infraestructura en alumbrado.

Ayer, para diferenciar la gestión anterior de la actual en el área, una fuente oficial dijo a este medio que “en un sólo día el expediente para autorizar los 8 millones de pesos para alumbrado pasó por casi una decena de reparticiones”, contrastando con la mora que implicaba la burocracia comunal para avanzar con expedientes similares con las autoridades anteriores.

Como fuere, la idea es agilizar trámites para mostrar gestión. En esa línea, Giménez admitió que hubo contactos con los empleados municipales del área, muy críticos de las decisiones oficiales hasta hace horas, para avanzar en conjunto en la solución de los problemas.

Por lo demás, el municipio deberá resolver respecto al destino de los fondos acumulados en los otros tres fideicomisos y que las autoridades ayer evitaron precisar. Se trata del Foru, destinado a reparación urbanística, el Fosat para saneamiento, y el Foda, para abastecimiento.

Solo Bus
En la nueva dinámica que el intendente pretende imprimirle a su administración, Giménez anticipó que se alista una batería de anuncios, entre los que mencionó la mejora en el plan de bacheo y otros cuyo tenor evitó anticipar.

Sí, en cambio, se informó que hoy habrá anuncios en materia de Transporte y particularmente vinculados con el proyecto de Solo Bus.

En ese marco, este medio pudo saber que se trabaja en un cambio de estrategia. La idea es avanzar cuanto antes en la puesta en marcha del sistema en avenida Sabattini y así poder mostrar en la práctica el funcionamiento de ese esquema al resto de los involucrados, principalmente los vecinos de la avenida Rafael Núñez.

No obstante, también se apuntará a lograr consenso con el resto de los habitantes de zonas aledañas al resto de los carriles que se proyectan como exclusivos para ómnibus.

La nueva estrategia será anunciada hoy por la mañana, según se informó.

La medida busca desactivar frentes de conflicto, como el que ya produjo el Solo Bus en la Núñez.

 Convenios urbanísticos

El futuro secretario de Planeamiento y Desarrollo Estratégico, Juan Giunta, anticipó a Comercio y Justicia la decisión de continuar con el esquema de convenios urbanísticos. “Es una herramienta que se ha mostrado válida y que ha permitido beneficios para el municipio y los vecinos y para el desarrollo de la ciudad”, resumió Giunta, quien no obstante admitió que podrá haber algunas “correcciones” aunque no de fondo. Por otra parte, anticipó la intención de trabajar sobre planes de movilidad urbana de corto plazo y también como medidas de fondo.

 

Artículos destacados