Mestre intimó a 120 mil deudores y envió al Veraz a primeros 5.500 VIP

REFUERZO. Intimaciones, juicios, remates y notificaciones de Veraz, apuntan a reforzar los ingresos corrientes y enviar una clara señal a los deudores respecto al cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Se trata de emplazamientos prejudiciales por más de 130 millones de pesos. En el caso de la central de morosos, el reclamo es por $40 millones. Avanzan con primeros remates de autos de alta gama y terrenos. Hay más de 400 mil causas con juicios iniciados. Contratarán a privados para que auditen a procuradores.

La Municipalidad de Córdoba emplazó a 120 mil deudores de los diferentes tributos a su cargo por más de 130 millones de pesos, previo a pasar el listado a Procuración para la sustanciación de los juicios correspondientes.

Paralelamente, envió al Veraz a los primeros 5.500 morosos, en este caso por deudas de 40 millones de pesos.

Se trata de las primeras acciones de ese tipo encaradas durante la gestión de Ramón Mestre, que buscan apuntalar los ingresos corrientes de cara a un final de año con marcada incertidumbre respecto a la evolución de los recursos, que hasta ahora vienen con un crecimiento por encima de 40 por ciento interanual.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Si bien el municipio ya había emplazado a deudores de los diferentes tributos, nunca antes se había avanzado con una notificación de esa masividad, previa al envío a juicio.

En cuanto al Veraz, la intención de activar esa herramienta, que ya había sido adelantada por el secretario de Economía, Hugo Romero, se aceleró ahora con el envío de las cartas personales con el membrete de la central de deudores, previo al bloqueo comercial del moroso en caso de no regularizar su situación.

La estrategia fue adelantada a Comercio y Justicia por la subsecretaria de Ingresos Públicos, Mónica Ferla, y por el director de Procuración Fiscal, Lucas Gastaldi, a cargo de la embestida sobre los deudores más reticentes.

En cuanto a los emplazamientos, del total de notificaciones 52 mil corresponden a Automotores por un total de 35 millones de pesos, mientras que otros 44 mil son de Inmuebles por 95 millones de pesos. Se trata de deudas anteriores a 2011 que se encuentran en una instancia previa al envío a Procuración.

“Es el último aviso antes del inicio del proceso judicial”, explicó Ferla.

En rigor, los deudores tendrán plazo hasta el 30 de septiembre para regularizar su situación, caso contrario pasarán a instancia judicial.

Es que en esa fecha vence el plan de facilidades de pago dispuesto por el municipio con quita de intereses por mora.

Una vez en Procuración, los expedientes serán sorteados entre los 97 procuradores fiscales que tiene la comuna. Ya en manos de esos profesionales, habrá un nuevo emplazamiento prejudicial aunque en esa etapa, si el deudor se allana al pago del pasivo, ya corren aranceles extras que aún no se activaron en esta etapa.

Finalmente, si no hay respuesta, los morosos serán enviados a juicio, hecho que, según indicó Gastaldi, ocurrirá antes de fin de año.

Los procuradores del municipio recibieron días atrás 12 mil nuevas causas que también fueron intimadas.

La demora en el inicio de la demanda formal por el municipio está relacionada, más que con una estrategia fiscal, con una realidad mucho más contundente como poco visible a la luz pública.

Es que de acuerdo con la normativa vigente, la Caja de Abogados percibe un monto fijo de 170 pesos por cada demanda iniciada además de un porcentaje del reclamo, montos que deberían pagarse en el inicio del proceso.

Aunque sobre el segundo concepto hay alguna flexibilidad de pago por parte de la entidad, el primero debe atenderse y en todo caso las sumas se devengan y se convierten en deuda, mas allá del derrotero de cada demanda en particular.

Así, entablar 20 mil juicios implica pagar, de arranque, 3,4 millones de pesos más el porcentaje del reclamo.
El tema ya fue motivo de controversias anteriores.

De hecho, la Caja de Abogados fue una de las principales acreedoras en el proceso de consolidación de deudas que inició Mestre a poco de asumir. La entidad recibió Títulos de Consolidación Municipal (TCM) por mas de 5 millones de pesos.

Como fuere, la intención del municipio es ahora avanzar en un acuerdo con esa caja que permita que los pagos se realicen por resultado, esto es una vez concluida la demanda y cobrado el juicio. Esa medida ya es aplicada por la Provincia desde hace tiempo, incluso avalada por ley.

Según trascendió, las negociaciones entre las partes están avanzadas.

Veraz y subastas
En paralelo a esa estrategia, la comuna envió la semana pasada las primeras 5.500 notificaciones a deudores, previo al bloqueo comercial por Veraz.

Concretamente, los emplazmientos ya son de la propia central de deudores y van con el membrete correspondiente que la identifica. Si esos deudores no pagan en el cortísimo plazo, recibirán el bloqueo comercial correspondiente, típico de Veraz.

Los notificados son todos denominados “morosos VIP”, autos e inmuebles de alto valor fiscal con deudas de los años 2011 a 2013.

El criterio para ese grupo de deudores es el mismo que para el resto: si no pagan en lo inmediato, también serán enviados a juicio.

La estrategia del Veraz puede resultar efectiva como método de presión pero también tiene un costo.

Según trascendió, el sólo envío de la notificación de Veraz tiene un valor de 70 pesos, en tanto que el bloque comercial implica un plus aún mayor.

Desde la comuna señalan que, superado el plazo del 30 de septiembre y sin respuesta de los morosos, habrá nuevos listados que se girarán a Veraz.

Por último, Procuración avanza en la concreción de los primeros remates, como último eslabón de la cadena que se inicia con las intimaciones masivas.

“Serán autos de alta gama y lotes baldíos de elevado valor fiscal. Ya se ha autorizado a los martilleros para que realicen la constatación del bien”, reveló el titular de Procuración.

Para mayor control y eficiencia
El municipio contratará a un privado para que audite a los procuradores 

Mediante el decreto 2728 del 29 de agosto pasado, el intendente Mestre modificó las normas vigentes para el área de Procuración Fiscal con el fin de habilitar la contratación de una auditoría externa para los 97 procuradores que litigan a favor del municipio. “La idea es contar con un control que permita constatar el trabajo de cada profesional y apuntar a la eficiencia en la tarea”, señaló Lucas Gastaldi, titular del área. Ese trabajo será realizado por un privado que será seleccionado mediante un proceso de contratación por un plazo de un año. En principio, la idea es que, en función de la auditoría, quienes observen un trabajo más eficiente se harán acreedores de un mayor número de causas, más allá de los sorteos que se realizan para asignar cada expediente. El proceso de contratación deberá estar concluido antes de fin de año, indicó Gastaldi. El municipio pasó de tener más de 300 procuradores al inicio de la gestión Mestre, a un total de 97 en la actualidad.

400 mil causas judiciales

El municipio tiene iniciadas mas de 400 mil causas judiciales mientras que otras 15 mil se encuentran en etapa prejudicial. Entre los juicios, 373 mil corresponden a Inmuebles, 23.600 a Automotores y 6.220 a Comercio e Industria. “Hay inmuebles que pueden tener hasta cinco causas”, recordó Lucas Gastaldi, titular de Procuración y admitió que buena parte de esas demandas corresponden al volúmen histórico de juicios, muchos incobrables. En cuanto al trabajo del área, en 2013 se cancelaron 30.043 procesos iniciados y se iniciaron 91.907 planes para regularizar la situación. En total, se recaudaron 49,3 millones de pesos, indicó Gastaldi.

Artículos destacados