Mestre ajusta el gasto urgido por el freno en la recaudación

Los ingresos totales subieron 30,5%, casi 10 puntos por debajo de la inflación. En tanto, las erogacionescrecieron apenas 26,8%. Personal subió 25,5% y servicios y transferencias hasta 35%. La inversión en obras cayó 19,7%

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

La Municipalidad de Córdoba aplicó un fuerte ajuste en el gasto luego de acusar una clara desaceleración de los ingresos totales que, al cierre del primer trimestre, alcanzaron 16.119,4 millones de pesos, 30,5 por ciento mayores que los de igual período del año anterior pero casi 10 puntos por debajo de la inflación interanual.
Los datos se desprenden de la ejecución presupuestaria al 30 de septiembre informada bajo el rótulo “edición especial” que el municipio difundió a través de la web oficial.
Efectivamente, según los datos publicados, las erogaciones totales devengadas alcanzaron al cierre del primer trimestre 14.994,7 millones de pesos, 26,8 por ciento mayores que las registradas un año atrás.
El ajuste quedó en evidencia si se coteja la evolución al cierre del primer semestre cuando crecían a 31,07 por ciento en la comparación interanual.
Entonces, los recursos mostraban una evolución de 37 por ciento, también en comparación con el primer semestre de 2017, incluso por encima de la inflación del momento.
Pero al cierre de septiembre la situación cambió. Si bien los ingresos propios mantuvieron el ritmo de tres meses atrás, la coparticipación cedió. Todo frente a un aumento de precios minoristas que, según datos oficiales informados por el Gobierno provincial, fue de 39,73 por ciento hasta el noveno mes del año, siempre con relación a igual mes del año anterior.
En ese marco, el ajuste se hacía inevitable. Según los datos oficiales, el recorte recayó principalmente en las erogaciones en obras. Así, el compromiso depurado (devengado) en éstas alcanzó al cierre del tercer trimestre 639,7 millones de pesos, 19,7 por ciento por debajo de igual período del año pasado. Si se coteja con la inflación del período, la baja es contundente. El gasto efectivamente erogado es muy inferior al compromiso en obras del período, que alcanza 2.099,1 millones de pesos, 10,3 por ciento menor que el del año pasado.
Otra erogación clave y, por otra parte, ineslática a la baja, fue la vinculada con personal. Hasta el 30 de septiembre se habían devengado gastos por 8.639,3 millones de pesos, 25,5 por ciento superiores a los de 2017.
El gasto salarial será un compromiso que complicará sensiblemente las cuentas públicas. Atado a la inflación a partir de la denominada claúsula gatillo, en este caso mensual y a período vencido, ese frente se convertirá sobre el cierre del año en una pesada carga, toda vez que ajustará muy por encima del crecimiento de los recursos.
De hecho, este medio anticipó días atrás que la comuna analizaba eventuales cambios a la claúsula gatillo. El propio intendente Ramón Mestre admitió esa posibilidad. Con todo, ese cambio llegaría recién desde el año próximo, esta vez con un “techo” que operaría a partir de diferentes variables, entre ellas la recaudación.

Al tercer trimestre, la masa salarial explicaba 57,6 por ciento de los gastos totales devengados para ese período.
Con dos rubros claves creciendo a un ritmo menor que los ingresos y también que el pago de intereses de deuda que subió 24,7 por ciento, el resto mostró una evolución por encima de la recaudación.
Dentro de ese apartado se destacaron el pago de servicios y el rubro transferencias. El primero involucró un devengado de 3.622,1 millones de pesos, 31,6 por ciento más que un año atrás. La mayor parte de esos fondos fue a pagar los servicios de higiene urbana a cargo de LUSA y Cotreco y del Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop).
En tanto, las transferencias involucraron 445,1 millones de pesos, 35,2 por ciento por encima de un año atrás. Allí están, por ejemplo, los giros a las empresas de transporte urbano de pasajeros.
Párrafo aparte para el ítem amortización de deuda, rubro que pasó de pagar en 2017 un total de 292,5 millones de pesos al 30 de septiembre a 622,7 millones de pesos al cierre del tercer trimestre de este año, esto es 113,01 por ciento.
La suba de produjo pese a que aún no se canceló capital alguno del bono por 150 millones de dólares emtido en 2016, que pagará tres cuotas de capital de 50 millones de dólares cada una: la primera el 29 de septiembre de 2022, la segunda un año después y la tercera en 2024.

Prórroga de ordinarias
Por otra parte, el Ejecutivo municipal envió al Concejo Deliberante el proyecto para prorrogar hasta el 15 de diciembre el período ordinario de sesiones. El dato, anticipado días atrás por Comercio y Justicia, era condición necesaria para postergar la presentación del paquete de proyectos económicos que, según la normativa vigente, debe ingresar al cuerpo deliberativo 30 días antes del vencimiento de las ordinarias. De esta forma, el municipio tendrá hasta el 15 de noviembre para presentar el proyecto de Presupuesto, Código Tributario y Ordenanza Tarifaria Anual (OTA).

1 Comentario en "Mestre ajusta el gasto urgido por el freno en la recaudación"

  1. Avatar Rita Estela Zamprogno | 5 noviembre, 2018 en 8:25 am |

    Muy detallado y explícito la nota.

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados