Méndez alertó por el avance del Estado y reivindicó la potestad de generar riqueza

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, cargó en duros términos contra el Gobierno nacional al que responsabilizó por la ingerencia del Estado en el sector privado y por “estigmatizar” la generación de riqueza por parte de los empresarios.
En una postura no muy difundida hasta ahora por su alto perfil, Mendez instó a las entidades a trabajar en unidad y “explicar, defender sin verguenza” el rol que le compete al sector empresario.
– Da la sensación que después del 28 de junio se animan a salir (con dicha posición)…

“Es un Gobierno que no nos asusta más”, desafió, en diálogo con Comercio y Justicia.
El empresario disertó ayer en el segundo Coloquio Industrial organizado por la Unión Industrial de Córdoba (UIC) bajo la consigna “Qué modelo necesitamos para la Argentina de los próximos años”.
Méndez arrancó con una semblanza del pasado argentino y los permanentes tropiezos que, a su juicio, llevaron al país de ser el generador del 50% del Producto Interno Bruto de América Latina a caer a sólo el 30% del PIB del Mercosur.
En ese marco, optó por detallar dos ejemplos de empresarios y sus discursos de época, el último correspondiente a Fulvio Pagani.
Las citas apuntalaron la posición que esgrimiría casi de inmediato. “Para superar las etapas se requiere un empresariado unido y coherente. Si de una vez por todas se asume que la empresa privada es la única alternativa de genuina generacion de riqueza para todos, habremos dado un gran paso”, disparó.

Habló luego de la necesidad del “dinamismo empresario, comprometido, innovador, que busca aumentar su productividad, que invierte a puro riesgo movido por un buen clima de negocios, con políticas pro empresas, plena vigencia del estado de derecho y sin amenazas de intervenciones arbitrarias por parte de los gobiernos”.
La digresión entre lo público y lo privado fue columna de su discurso. El énfasis en ese concepto fue evidente. “Quiero señalar puntos básicos que se respetan sin concesiones en las sociedades que progresan (…) y en las que el sector público y el privado interactúan de manera efectiva, aun en las peores turbulencias (…) Debe volver a quedar claro la separación entre lo público y lo privado que hoy aparece completamente desdibujada, que la generación de riqueza sólo es generada por las empresa privadas y en tal sentido todo el sector empresario tiene que desplegar acciones que conduzcan a revalorizar su figura, hoy asociada con la explotación y la prebenda”, indicó luego. “Esas acciones deberan tener dos condiciones: que sean de largo plazo y que se asienten en una armonía de las entidades empresariales”, señaló en lo que pareció ser una alusión a la cada vez mas visible disputa de posicionamientos entre la UIA y la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

También hizo referencia a la importancia de los partidos políticos. “Debemos comprender que la legítima articulación entre la sociedad y el Estado corresponde a los partidos políticos que, en nuestro caso, deben restablecer a pleno su funcionamiento y asumir las responsabilidades que les competen, conectar la economía real para sustentar sus propuestas en la materia y nosotros ahí actuar en consecuencia”.
Finalmente, consideró que “es sólo un Estado comprometido en la sanción de reglas de juego claras y estables y en instituciones capace

Artículos destacados