Más empresarios rechazan que haya “inseguridad jurídica”

El titular del Coloquio anual de IDEA consideró que existen condiciones para un desarrollo productivo “en libertad” y pidió reforzar “los canales de diálogo” con el Gobierno.

En momentos en que se conmemoraba un nuevo Día de la Industria en el país y en el marco de un fuerte debate entre organizaciones y fracciones empresariales con respecto a la “seguridad jurídica” existente en el país, el Precoloquio de IDEA para la Región NOA constituyó un nuevo escenario en el que se vertieron opiniones sobre el tema. Mientras para algunos “están dadas las bases para desarrollar una actividad (económica) en libertad”, para otros “de la mano visible del Estado, la economía y la incertidumbre crecen muy fuertemente, demasiado pronto”.

El CEO de Deloitte y presidente del 46º Coloquio anual de IDEA, Carlos Haehnel, aseguró ayer en Salta -donde se realizó el encuentro empresarial- que en el país “están dadas las bases para desarrollar una actividad (económica) en libertad”, porque los tres Poderes de la República se están “controlando y limitando” entre sí.

“Nuestro sistema republicano tiene tres Poderes. Y los tres están funcionando más que nunca: se limitan y se controlan unos a otros. ¿Pueden funcionar mejor? Siempre es perfectible. Pero mientras estén funcionando en la República, están dadas las bases para desarrollar una actividad en libertad”, consideró el titular de la financiera Deloitte en una rueda de prensa con agencias nacionales de noticias.

Las declaraciones de este reconocido hombre de negocios se dieron en medio de un fuerte clima de tensión entre el Gobierno y algunas de las principales cámaras empresariales del país -fundamentalmente una fracción de la Unión Industrial Argentina  (UIA) y la Asociación Empresaria Argentina (AEA)-, que reclaman “mayor seguridad jurídica”.

Este pedido tomó relevancia en las últimas semanas, a partir de los insistentes reclamos de la UIA y de la AEA por el “avance” del Estado sobre el sector privado. Uno de los abanderados de este reclamo fue el titular de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, quien se quejó por la falta de “reglas claras” y dijo que los empresarios no son “felpudos” del Gobierno.

Pero el CEO de Deloitte marcó la diferencia con las organizaciones empresariales que “protestan” y optó por pedir que se “refuercen los canales de diálogo” para encontrar consensos que permitan sobrellevar la coyuntura.

El empresario no mostró un alto grado de preocupación por el avance del Estado sobre el sector privado. “No voy a negar lo que se ve y se lee todos los días. Pero creo que los ambientes no se generan sólo por la acción del Gobierno. El Gobierno podrá decidir qué hacer, es un problema de ellos. La pregunta es qué hacemos nosotros, los empresarios”, remató.

La posición de Haehnel estuvo en la misma sintonía que la de Osvaldo Cornide, el titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), quien ayer en su discurso por la conmemoración del Día de la Industria consideró que “no hay” fábricas “sin un Estado activo, sin un Estado que regule, sin un Estado que aplique las medidas y programas necesarios para ampliar la frontera de la producción”.

Estas opiniones fueron discutidas por algunos de los expositores en Salta, como Dante Sica -de la consultora Abeceb.com- y Luis Secco, integrante de Baffin Consultores. Según estos analistas muy respetados en los ámbitos empresarios -Sica disertó recientemente en Córdoba-, el próximo año se mantendrá una “elevada incertidumbre empresarial”. De hecho el título de su panel fue toda una definición: “De la mano visible del Estado, la economía y la incertidumbre crecen muy fuerte, demasiado pronto”.

Artículos destacados