Más de la mitad de las exportadoras, complicadas

Acusaron menor nivel de actividad en el primer semestre respecto de igual período del año anterior. Sin embargo, las expectativas en relación con la segunda mitad del año son -de algún modo- alentadoras, siempre en el caso de que que el país logre sortear el default.

Alrededor de la mitad de las firmas cordobesas vinculadas con el comercio internacional manifestó haber tenido menor actividad en el primer semestre del año con respecto a igual período del año anterior, según el relevamiento que realizó la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (Cacec) entre sus firmas asociadas.

De acuerdo con el informe, 56% de las empresas de servicios cordobesas que realizan trabajos relacionados con el comercio exterior registró una caída interanual de la actividad durante los primeros seis meses del año.

En tanto, 42% de las firmas encuestadas por la Cacec aseguró que importó menos en el período que va de enero a junio de este año, respecto de igual lapso de 2013.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

A su vez, entre las empresas exportadoras, 44% señaló que exportó menos que en el primer semestre del año pasado.

Pese a esta realidad del sector, las perspectivas para lo que resta de 2014 son alentadoras para un porcentaje de las compañías que va entre 20 y casi 40% de las consultadas.

En efecto, 35% de las compañías prestadoras de servicios internacionales espera tener mayor actividad entre julio y diciembre próximos; 23% de las importadoras prevé incrementar sus compras al mundo y 37% de las exportadoras cree que venderá más.

“Las expectativas son positivas e incluso, paradójicamente, hay quienes esperan incrementar su nivel de exportaciones para lo que resta del año”, dijo a Comercio y Justicia Norberto Delfino, presidente de la Cacec, al tiempo que explicó: “Muchos de los empresarios consideran que en cuanto a nivel de actividad han llegado a un piso y, por ello, han desarrollado estrategias para acomodarse a la nueva situación: exploraron nuevos mercados, desarrollaron nuevos nichos o reingenierías de sus productos”, agregó.

De igual modo, aclaró que estas perspectivas son las que los empresarios ligados a la entidad trazaron en caso de que el país arribe a un acuerdo respecto de la negociación con los fondos buitres. “Si caemos en default, se van a afectar los créditos externos, y los plazos de pago internacionales de nuestras empresas se acortarán. Habrá que anticipar pagos debido al temor y la incertidumbre que generará en los clientes nuestro compromiso. Será un escenario complejo”, reconoció Delfino aunque agregó: “Esperemos que se arregle, que lleguemos a un acuerdo”.

Respecto de las medidas que podrían llegar a tomarse desde las compañías en caso de que el resultado de la negociación fuera negativo, el dirigente empresarial respondió: “Cada firma va a actuar de acuerdo a su situación particular y a sus capacidades”.

Principales problemáticas
La consulta -que se llevó a cabo sobre una muestra que alcanza a casi la mitad de las más de 260 asociadas a la entidad empresarial- profundizó sobre las “principales problemáticas” identificadas respecto de la actividad de importación y exportación de las firmas cordobesas.

Para la primera de ellas, las importadoras destacaron la complejidad de la operatoria, es decir, las Declaraciones Juradas Anticipadas de importación (DJAI), el financiamiento, la caída del consumo y los costos logísticos. Otras problemáticas informadas fueron: la aplicación de impuestos internos más elevados y la restricción al giro de divisas para pagos.

Respecto de las exportaciones, las firmas destacaron la perdida de competitividad, los costos logísticos, el financiamiento y la complejidad en la operatoria como principales obstáculos.

La otra gran problemática mencionada fue la caída de la demanda de mercados limítrofes, principalmente del brasileño.

Artículos destacados