Los primeros cien días de Macri, con Córdoba en rol protagónico

El timeline desde la asunción del nuevo Gobierno nacional hasta hoy, con el enfoque puesto en la provincia.

Evelin Chiaraviglio –
echiaraviglio@comercioyjusticia.info

Son los cien primeros, como podrían ser doscientos o diez. Lo importante es el concepto. La idea de tener una determinada cantidad de días para llevar a cabo la transición desde la oposición al gobierno. Del banco de suplentes a llevar el dorsal titular. El dicho popular afirma que nunca se tiene una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión. Y los cien primeros días de «gestión Macri» son su carta de presentación. Gestión que tuvo, desde un comienzo, a Córdoba en lugar central.

«Los cordobeses son una ‘masa’, tienen una audacia para encarar las cosas que nos marcan siempre para dónde va el rumbo del país. Me emociona mucho el apoyo que hemos recibido allí». Así habló Mauricio Macri en su primer contacto con la prensa tras la primera vuelta electoral. Luego, en el balotaje, Córdoba le dio a Cambiemos los votos de la victoria definitiva. A partir de allí, hubo momentos claves en este breve recorrido histórico por los 100 días de gestión que puede ayudar a entender la particular influencia que ejerce el actual Gobierno nacional sobre la provincia.

BNA covid hay que cuidarse

10 de diciembre. Ni bien el primer mandatario asumió, se conoció que la Provincia de Córdoba seguiría recibiendo los recursos extra en concepto de coparticipación girados por la Nación. tras el fallo de la Corte que la benefició junto a San Luis y a Santa Fe. Ese paraguas judicial le permitió seguir cobrando pese a la decisión de Macri de anular el DNU de Cristina Fernández que favorecía a todas las provincias.

26 de enero. Ese día, Macri visitó Córdoba y, con el gobernador Juan Schiaretti, encabezó una reunión de gabinete conjunta entre Nación y Provincia en la que se abordaron temas vinculados, sobre todo, con el desarrollo de la obra pública.

La Nación prometió financiar 67% del costo total de la red troncal y de la planta de tratamiento de líquidos cloacales en la capital provincial. Paralelamente, Macri prometió costear en su totalidad la construcción de la autovía Córdoba-San Francisco, proyecto valuado por la Provincia, en un principio, en $3.902 millones pero que, hoy por hoy, teniendo en cuenta el alza del precio del dólar, demandaría $6 mil millones.

En todos los casos en los que intervendrá el Gobierno nacional aportando la totalidad o al menos parte de los fondos, la orden es concluir con las obras a más tardar en 2019, aunque el atraso en las licitaciones, la envergadura de los proyectos y el aumento de los costos complican el cumplimiento de los plazos fijados por el Presidente.

11 de marzo. El Gobierno nacional se comprometió a comenzar a discutir, en 60 días, el déficit de las cajas provinciales, entre ellas la de Córdoba. La noticia se conoció luego de que Schiaretti asegurara que la provincia “seguía siendo discriminada” por la falta de esos envíos.

Fútbol y política
Hasta ahora, en apariencia, la Selección Argentina de Fútbol era de todos pero jugaba en Buenos Aires, y trasladarla tenía un (alto) costo.
Grande fue la polémica cuando el gobierno de la Provincia informó que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) había fijado ese costo en 10 millones de pesos para organizar el partido por las eliminatorias sudamericanas ante Bolivia. Córdoba se negó rotundamente a pagar esa cifra.

10 de febrero. Finalmente, en esa fecha se conoció que la Selección pisaría suelo cordobés por la “módica” suma de un millón de pesos y que la intervención de Mauricio Macri en las negociaciones había sido clave para que el equipo de Gerardo Martino reciba a Bolivia en el estadio Mario Alberto Kempes, el próximo día 29.

De este modo, queda claro que los planos político y económico no son los únicos en los que Macri logró marcar su impronta en Córdoba, sino que también el presidente de la Nación es capaz de intervenir en un organismo autónomo como lo es la AFA.

De hecho, Armando Pérez, el empresario cordobés titular de Belgrano, fue apuntado por Macri como candidato a la presidencia de la asociación.

En la previa de las elecciones en AFA, fuentes cercanas al Presidente indicaron que el actual titular de Belgrano podría adquirir un rol protagónico con vistas al futuro. Sucede que, en ese momento el primer mandatario no había podido digerir que Marcelo Tinelli, otro de los aspirantes a la presidencia de la AFA, haya apostado por Daniel Scioli en el final de la campaña por la primera vuelta.

De este modo, mientras Luis Segura y Tinelli decidían cómo seguir después de la (fallida) celebración de las elecciones presidenciales en la asociación, el que se postuló fue Pérez, quien -nombrado como el supuesto candidato de consenso de Mauricio Macri- aseguró que conseguirá los «avales necesarios para ser candidato».

Ésta es la síntesis de lo que sucedió durante el plazo tradicional de «luna de miel» de cualquier gobierno, luna de miel en la que Córdoba, para bien o para mal, ocupó el centro de los escenarios: político, económico y, no menos importante sobre todo para los argentinos, futbolístico.

Artículos destacados