Los nuevos operadores de residuos recién se harían cargo en 2010

El Ejecutivo municipal estima que la puesta en marcha del futuro contrato de la recolección y disposición final de residuos podría entrar en plena vigencia sólo en 2010.
Así lo admitió a Comercio y Justicia una calificada fuente con despacho en el Palacio 6 de Julio, quien, no obstante, señaló que la demora en la entrega a los nuevos operadores dependerá en buena medida de la cantidad de oferentes que se presenten.
“El proceso de la última licitación que convocó (el ex intendente Rubén) Martí demandó un año y dos meses desde el decreto de llamado a concurso a la puesta en marcha efectiva del servicio”, recordó la fuente.

En ese marco, el informante advirtió que en aquella licitación “sólo hubo cuatro oferentes yse trataba de un único concurso. Ahora serán dos zonas y un tercer concurso para el enterramiento”, advirtió, siempre en función de justificar la extensión del plazo hasta la entrega del servicio a los nuevos operadores.
Otro elemento que sumaría a la dilación en los plazos es el análisis de cada propuesta.
“En la licitación lanzada por Martí, el análisis de los sobres técnicos demandó dos semanas por oferente. Si consideramos que aquí puede haber numerosas propuestas debido a las dos zonas y al enterramiento, evidentemente los tiempos se van a disparar”, concluyó la fuente.

Con esos antecedentes, desde el municipio no descartan que el servicio se entregue a los futuros operadores en un plazo no menor al año y medio, esto es, los primeros días de 2010.
Por lo demás, las fuentes consultadas confirmaron que el precio total de la futura prestación rondará los 16 millones de pesos.
El presupuesto final será determinado en los próximos días por el Ejecutivo municipal, como así también el cronograma del llamado a licitación para adjudicar el servicio.
Se estima que la convocatoria a concurso público nacional e internacional se publicaría en 60 días a través de diferentes canales de difusión masiva.
Las ofertas deberán contener una propuesta técnica y otra económica, además de los antecedentes de rigor de las compañías o UTE que exigen este tipo de concursos.

14MESES
Fue el plazo que demandó el proceso, desde el decreto de llamado a licitación hasta la entrega del servicio, efectuado por el ex intendente Rubén Martí en la última convocatoria que se adjudicó a Cliba.

Artículos destacados