Los constructores y la Bolsa dieron el sí

La Bolsa de Comercio y la Cámara de la Construcción fueron las únicas que en la Audiencia Pública realizada en el marco de la suba en la alícuota de Ingresos Brutos, se manifestaron a favor de la reforma.
Si bien desde la Bolsa destacaron estar en desacuerdo con realizar “a esta altura del período, modificaciones impositivas” y se pronunciaron en contra de los tributos distorsivos “porque gravan las etapas entre la materia prima y el producto final por originar el efecto piramidación”, apoyaron el proyecto de ley enviado desde el Ejecutivo, a raíz de las “dificultades financieras planteadas por la Provincia”, merced a la “demora en el envío de fondos de la Nación”.
En ese sentido, Carlos Escalera, titular de la entidad, reconoció a Comercio y Justicia que “apoyamos, previo comentarios en contra”.

De igual manera, Mario Buttigliengo, presidente de la Cámara de la Construcción, le informó a este medio que apoyaron la reforma por considerarla necesaria “frente a la gravedad de la deuda provincial”, y debido a que “el Gobierno debe buscar recursos y no tiene muchas opciones a las que echar mano”.
“El Gobierno nos expresó la necesidad de modificar la alícuota para salvar la Provincia. Lo aceptamos, pero creemos que gravar la obra pública es un sinsentido ya que así, la Provincia estaría engrosando su deuda”, aseguró Buttigliengo.
Es que sobre las obras públicas ya iniciadas, la suba en el tributo sería trasladado bajo el rubro “ajustes de obra”, mientras que en las obras futuras, el gravamen sería considerado en el presupuesto”, indicó.

Finalmente, Escalera consideró que “el esfuerzo de jubilados y empleados públicos” no puede dejar de ser acompañado por un esfuerzo del sector productivo y comercial que coadyuve a solucionar los desfasajes financieros”.

Artículos destacados