Los bancos cerraron un 2009 ideal: ganaron 70% más que en el año anterior

Como se preveía, los bancos en Argentina cerraron 2009 con muy buenos números, aunque esa holgada situación aún no se tradujo en un stock de créditos accesible para las empresas. De acuerdo con los datos del Banco Central (BCRA), las entidades financieras lograron el año pasado una rentabilidad 69% superior a la del año anterior: mientras que en 2008 ganaron 4.773 millones de pesos, en 2009 alcanzaron los 8.048 millones.

De acuerdo con el Informe sobre Bancos correspondiente a diciembre de 2009 difundido por el BCRA, las ganancias del sistema financiero se debieron, sobre todo, a tres factores. En primer término, al repunte en la cotización de los bonos, lo que les permitió en 2009 obtener 11.085 millones de pesos, 148% más que en el año anterior.

En segundo lugar, las entidades obtuvieron importantes ganancias también por los resultados por intereses, gracias a los cuales lograron 13.916 millones de pesos, 45% más que en 2008.

Por último, también los resultados por servicios les permitieron en 2009 obtener 13.060 millones de pesos, 20% por encima del año anterior.

Estos tres elementos explicaron mayormente las ganancias de los bancos. Si se le descuentan los gastos (principalmente administrativos, pero también impositivos y por incobrabilidad), arrojaron un saldo positivo de 8.048 millones de pesos en 2009.

De todas maneras, un resultado ajustado que contemple las amortizaciones de amparos y los efectos de algunas normativas del Central, arroja un saldo positivo de 8.686 millones de pesos, 15,4% mayor que las ganancias ajustadas en 2008.

Créditos y depósitos
Según indica el informe del BCRA, durante 2009 los depósitos totales en el sistema financiero crecieron 15,1%, “levemente por encima del año anterior”. Las colocaciones en moneda nacional aumentaron 12%, mientras que las realizadas en moneda extranjera subieron 27% en 2009.

Los depósitos del sector privado subieron 19,8%, por encima de la media, fundamentalmente por un crecimiento de las colocaciones en los bancos públicos (que subieron 23% de manera interanual) y, en menor medida, de las entidades privadas (17,8% con relación a 2008).

El Central concluye entonces que los bancos cerraron 2009 “manteniendo niveles de liquidez similares a los de 12 meses atrás”. Como se apreciará, el desafío del sistema en su conjunto es traducir esa realidad en oferta crediticia para el sector productivo.

De hecho, a pesar de esa liquidez el crédito a las empresas y las familias creció en 2009 a un ritmo menor que el observado en el año anterior: el año pasado subió 8,6%, lo cual resultó 11 puntos porcentuales por debajo en 2008.

Según el informe, “la desaceleración fue principalmente explicada por los bancos privados y por las entidades financieras no bancarias, grupos que redujeron levemente su participación en el mercado crediticio, mientras que los bancos públicos incrementaron su ponderación”.

De todas maneras, el Central subrayó que durante el último trimestre de 2009 se dinamizó el financiamiento al sector privado, creciendo en esos meses a un ritmo interanual de 24%. En ese marco, las líneas destinadas al consumo de las familias fueron las que más aumentaron (42%).

Entre las financiaciones de los sectores productivos, en 2009 se destacó el crecimiento interanual observado en la construcción (35%), las empresas proveedoras de servicios (23%) y la producción primaria (12%), que crecieron por encima de la media para el sector productivo (10%).

Artículos destacados