Llaryora sumará 40 mil nuevos contribuyentes a partir del Monotributo Unificado

Son principalmente pequeños comercios que no tributaban a la comuna pero sí a Rentas y a AFIP. En tanto, otros 16 mil que pagaban, ahora oblarán un monto menor, todo unificado y recaudado por el organismo nacional, que distribuirá los ingresos. En principio, no unificarán Automotor

La Municipalidad de Córdoba acordó con el Gobierno provincial adherir al denominado Monotributo Unificado Córdoba (MUC) a partir del cual los contribuyentes que hoy pagan montos fijos o por alícuota de la tasa de Comercio e Industria pasarán directamente a tributar con la nueva herramienta centralizada en AFIP.
En la práctica, implicará que unos 40 mil contribuyentes que hoy aportaban a Rentas y AFIP, ahora también lo harán para el municipio por esa nueva vía.
En tanto, otros 16 mil que pagaban regularmente al municipio, ahora tributarán un monto menor.
La adhesión de la comuna al MUC quedó en firme ayer luego de un convenio firmado por el intendente Martín Llaryora y el ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano.
El mecanismo que la Provincia implementó en una primera instancia con AFIP e Ingresos Brutos y que fue anticipado oportunamente por Comercio y Justicia, ahora sumará también a la Municipalidad de Córdoba como parte de la nueva sintonía entre Llaryora y Schiaretti.
Con todo, fuentes consultadas por este medio señalaron que por ahora no habrá una unificación del tributo Automotor, tal como ya lo tiene Rentas con numerosas municipalidades del interior provincial.
Ocurre que la Provincia tiene exenciones a vehículos de más de 10 años, mientras que el municipio de capital sigue tributando a esas unidades hasta 20 años de antiguedad.
La pérdida de recaudación, sería así ostensible en un momento en que cada peso suma en el marco de la crisis.

Con relación al MUC, se trata de un mecanismo por el cual el contribuyente, en un mismo pago, abona el monotributo nacional a la AFIP, Ingresos Brutos (provincial) y las tasas de Comercio e Industria (municipal).
Según se informó, unos 140 mil ciudadanos con domicilio en la ciudad de Córdoba verán ahora simplificada la gestión de sus impuestos al saldar sus obligaciones con el fisco nacional, provincial y municipal, mediante un único pago y no tres como se viene haciendo hasta el momento. Además, les permitirá a la Provincia y al municipio evitar esfuerzos redundantes con los que ya realiza AFIP, lo que permitirá un ahorro de recursos que podrán ser reorientados hacia otras tareas.
Sin embargo, en la práctica, de esos 140 mil contribuyentes, hay unos 85 mil exentos por desempeñar oficios o ser profesionales de diferentes rubros.
El resto sí figura como monotributistas, pero la mayoría no le pagaba a la comuna y ahora deberá comenzar a hacerlo. La comuna recordó que hasta ahora existía un monotributo municipal que para las categorías A y B de AFIP, pagaban monto fijo y para las que coinciden con la C a la K, siempre por su nivel de facturación, debían presentar declaración jurada y tributar por alícuota.

Ahora, todos pagarán montos fijos como ocurre con el MUC. Para muchos, representará oblar un monto menor que el que venían pagando. Por cierto, para aquellos que no pagaban, cualquier suma será una carga fiscal extra.
En cualquier caso, la herramienta apunta más a simplificar y unificar trámites que a sumar fondos de peso para las arcas municipales. Es que el grueso de la recaudación llega por los contribuyentes que tributan por alícuota y por cierto de los denominados grandes contribuyentes que tributan por convenio multilateral.
De todas formas, todo dinero extra es bienvenido en esta circunstancia. Ahora, los recursos extras llegarán desde enero y deberán pagarse los días 20 de cada mes.
“Además, el esquema centralizado por AFIP permite que se pueda pagar a través de diferentes medios como débito de cuenta bancaria o con tarjeta”, recordaron desde la comuna. Hoy, las alternativas eran ciertamente escuetas.
El MUC fue implementado por la Provincia ya el año pasado.
En tanto, este año, el Gobierno provincial firmó con la Nación un convenio que avanza aún más y que suma a otros contribuyentes de Ingresos Brutos.

En octubre pasado, este medio adelantó que AFIP suscribió un acuerdo con la Provincia de Córdoba a partir del cual se uniificará bajo su órbita la determinación y pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos, con la posibilidad de ampliar el acuerdo a la tasa que grava la Actividad Comercial, Industrial y de Servicios de los municipios.
“El convenio apunta a replicar lo que ya hicimos con el Monotributo Unificado Córdoba; simplificará el trámite para los contribuyentes y, en paralelo, sumará a la hora de mejorar la fiscalización y recaudación para la Provincia y los municipios que adhieran”, indicó el ministro.
En una primera instancia, regirá para los contribuyentes locales y no los alcanzados por el Convenio Multilateral.
El sistema funcionará bajo la órbita de la AFIP y estará operativo desde el año próximo. En la práctica apunta a complementar el acuerdo que ya rige para el denominado Monotributo Federal que unificó bajo la órbita del organismo recaudador nacional el Monotributo y el pago de los mínimos de IIBB.

“Esa decisión nos permitió pasar de tener 110 mil contribuyentes a 160 mil ahora”, dijo Giordano. La medida deja en claro que muchos sujetos obligados declaran a la AFIP pero no a la Provincia y menos aún a los municipios. Sin embargo, en el caso del Monotributo Federal, el aporte a la recaudación de Rentas es marginal, de apenas tres por ciento del total.
En esta nueva instancia, sumará otros 50 mil contribuyentes que explican un tercio de la recaudación tributaria provincial. El convenio, bajo esa perspectiva, tiene así una importancia clave para fortalecer los ingresos.
Es que además de sumar más contribuyentes a la base, permitiría mejorar la recaudación a partir de que muchos obligados estarían declarando ante AFIP facturaciones mayores a las que presentan ante el Fisco provincial o los municipios.
El organismo nacional tiene un poder de fuego que no tienen las jurisdicciones provinciales o municipales. Por ejemplo, puede suspender el CUIT a partir de una fiscalización que, sin embargo, no dejará a la Provincia al margen de su obligación de mantener los controles.
Ahora, al igual que ya ocurre con el Monotributo Unificado, AFIP recaudará y luego distribuirá los recursos con la Provincia o eventualmente con el municipio que adhiera.

Artículos destacados