Las retenciones bajan sólo para pequeños productores

Once minutos se tomó el ministro de Economía, Martín Lousteau, para anunciar medidas destinadas a los pequeños productores agrícolas. Con el anuncio, se buscó “fracturar” el frente de las cuatro entidades del agro más los autoconvocados que llevan adelante, desde hace 20 días, un lock out que causó fuertes pérdidas en varios sectores de la economía.
Lousteau señaló que las medidas están destinadas a “unos 62.500 productores, el 80 por ciento del total de la gente de campo, quienes producen sólo el 20 por ciento del total de soja exportada”.
Tras criticar la actual distribución en la explotación de tierras, Lousteau enumeró las medidas que podrían significar sobre todo un estímulo para aquellos productores rurales que tienen menos de 500 hectáreas y que en los últimos años volcaron su actividad al cultivo de soja. La crítica al uso de la tierra viene a cuenta porque en la última década, a partir de la suba del precio internacional, los mayores rindes por hectárea y el consecuente menor costo relativo de explotación, la siembra de soja se expandió en 142%, en detrimento del trigo que cedió el 24% de la superficie y en menor medida el maíz, que perdió 14%.

Anuncios

La principal medida anunciada es, sin dudas, el reintegro automático de las retenciones a las exportaciones para la franja de productores menores, medida que coloca a las retenciones en niveles anteriores al del esquema móvil. Se anunció también el lanzamiento por parte del Banco Nación Argentina de una serie de créditos bonificados “a 5 años de plazo a tasa del 6 por ciento”, destinado a las producciones que agregan valor a la producción.
Además, para impulsar otros cultivos alternativos a la soja, “se está abriendo el registro de exportación de trigo para que reciban el precio pleno” tanto en esta campaña como para la próxima, anunció el ministro. También se compensará a los productores del Noroeste y el Noreste, alejados de los puertos, “el costo diferencial del flete”, un subsidio que se quitó en 1991. Con esta medida “estamos compensando la mitad del costo” del transporte, definió Lousteau. El ministro destacó que el Gobierno continuará subsidiando a los productores lecheros, “y se está trabajando para que la compensación sea más grande cuanto menor es el tamaño de la explotación”. Se anunció también la creación de la Subsecretaría de Desarrollo de Apoyo Rural y Familiar.
El protagonismo del ministro Lousteau a la hora de dar el anuncio implicó un fuerte respaldo tras el fuerte cuestionamiento de las entidades del agro.
Con el esquema de retenciones que provocó la reacción de los productores, el Gobierno calculaba recaudar unos 4.500 millones de pesos anuales extras por ese concepto (durante 2007 se recaudaron cerca de 20.000 millones). La reducción anunciada disminuirá en unos 900 millones de pesos la recaudación estimada; las pérdidas económicas derivadas de la medida de fuerza se calculan ya en cerca de 2.500 millones.

Nuevas medidas
– El reintegro automático de retenciones para pequeños productores de soja y girasol, a fin de que no pierdan rentabilidad. De esta manera, mantendrán la rentabilidad que tenían antes del 11 de marzo, fecha en la que se dict&oacu

Artículos destacados