Las provincias ya pueden endeudarse para afrontar sus gastos corrientes

La Cámara de Senadores aprobó ayer una reforma de la Ley de Responsabilidad Fiscal mediante la cual suspendió durante 2009 y 2010 la implementación de varios de sus artículos y dejó sin efecto los topes de gasto y endeudamiento de las provincias. La norma fue convertida en ley a partir del apoyo del oficialismo y de algunos senadores de la oposición, y obtuvo 35 votos a favor y 17 en contra.

La propuesta de reforma tenía media sanción de Diputados y surgió por el reclamo de las provincias de flexibilizar las condiciones impuestas por la Ley de Responsabilidad Fiscal, para así contar con más herramientas para afrontar en 2010 sus dificultades financieras.

El proyecto que aprobó ayer el Senado derogó hasta fines de 2010 varios artículos de dicha ley. Entre ellos, el artículo 10, que originalmente indicaba que la tasa de incremento del gasto público primario de las provincias (antes del pago de deuda) no podría superar la tasa de aumento del PIB. Ahora, tras los cambios, se excluyeron del tope aquellos fondos destinados a promover “la actividad económica, sostener el nivel de empleo y dar cobertura a la emergencia sanitaria y a la asistencia social”.

También se suspendió el artículo 19, que establecía que “el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberán ejecutar sus presupuestos preservando el equilibrio financiero”.

Al modificar el artículo 12, referido a la capacidad de endeudamiento, se les permitirá a las provincias financiar gasto corriente con recursos generados por “la venta de activos fijos de cualquier naturaleza” y con más crédito.

El proyecto también dejó sin efecto el límite que indicaba que los servicios de la deuda no podían superar 15% de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación.

Las voces en el Senado
Al presentar el proyecto, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Fabián Ríos, sostuvo que el Ejecutivo promovió esta “medida de excepción” para que el bache generado en las provincias en 2009 “se pueda amortizar durante los próximos dos años”.

El jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, señaló que la reforma se votó por “problemas de mala gestión en las provincias argentinas. Es fundamental que este año abordemos la situación de su endeudamiento”.

Por último, el radical jujeño Gerardo Morales consideró que la reforma “es un proyecto para someter a los gobernadores”.

Tributo postergado
– La oposición en la Cámara de Diputados impidió ayer la sanción de la ley que prevé elevar los impuestos a la importación y fabricación de productos tecnológicos para beneficiar el polo industrial de Tierra del Fuego.

– Al comenzar la sesión, todo el arco opositor coincidió en no habilitar el tratamiento sobre tablas del proyecto, por lo que el debate se postergó por una semana, aunque el oficialismo pidió preferencia para colocar el tema en el próximo orden del día.

Artículos destacados