Lanzan reducción progresiva de subsidios al gas y al agua

Se quitarán de forma parcial y escalonada. Sólo la medida relacionada con el gas afectará a Córdoba.

El Gobierno anunció una quita parcial de 20 hasta 80 por ciento en subsidios al gas natural, GNC y agua potable para usuarios residenciales y comerciales -debido a lo cual se deberá pagar más por esos servicios- con el objetivo de achicar el déficit fiscal y frenar la sangría de reservas.

Si bien la reducción de los subsidios al servicio de agua afecta sólo a los usuarios de Buenos Aires, las otras quitas sí tendrán directa incidencia en Córdoba y el resto del país, a excepción de las provincias patagónicas.

En el caso de las tarifas de gas, las subas que comenzarán a recibir los usuarios partirán de un piso de 16% y podrán alcanzar hasta 160%, según surge de los detalles difundidos por el Gobierno.

Los recortes serán mayores cuanto más alto sea el consumo. No obstante, la medida no afectará a industrias, según lo anunciaron los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio de Vido.

Implementación gradual
“Esto es una reasignación de subsidios porque lo que se genere por la quita parcial se destinará a cubrir los gastos de las distribuidoras y lo que esté por encima de eso se va a dirigir a la Asignación Universal por Hijo”, prometió Kicillof.

El titular del Palacio de Hacienda estimó que el ahorro fiscal tras la implementación de la reducción del subsidio significará un ahorro fiscal de entre $5.000 millones y $13.000 millones.

Señaló además que la reducción se completará gradualmente en tres etapas, en abril, junio y agosto, cuando entrará a regir plenamente el subsidio.

Es decir que el mayor impacto del recorte se sentirá con fuerza en pleno invierno, cuando los hogares más utilizan gas para calefacción.

En el caso del gas, la reducción del subsidio llega a 17 por ciento para la categoría R1, mientras para la categoría más alta, la R 3-4 de mayor consumo de gas la reducción del subsidio llega a 80%.

El funcionario aseguró que el Gobierno pondrá en marcha una intensa campaña de concientización para lograr el “uso responsable” de los recursos, por lo que pidió a usuarios no “despilfarrar” porque, además de estar subsidiados, los recursos son escasos.

“Los subsidios seguirán siendo un política de este Gobierno porque el hecho de que exista mayor disponibilidad de ingreso en las familias es un elemento macroeconómico dinamizador del mercado interno”, dijo Kicillof.

Tarifas competitivas
El titular de Planificación dijo que las tarifas que pagan las industrias no son tocadas “en defensa de los seis millones de puestos de empleo” que se crearon en los últimos diez años y porque permiten programas como “Precios cuidados”.

Según De Vido, Argentina tiene las tarifas más competitivas del continente en materia de gas natural, sólo superadas en “algunos aspectos” por las que se registran en países como Canadá y Estados Unidos.

Los ministros coincidieron en señalar que si el Gobierno kirchnerista hubiera dejado que las tarifas se movieran al valor internacional, el país tendría familias con “menor ingreso y empresas con mayores ganancias”.

Kicillof dijo que los subsidios “no han sido un error” sino una política deliberada de asignar subsidios del Gobierno, que “ha mostrado un compromiso con el modelo de crecimiento económico con inclusión social”.

“¿Por qué se les cobra menos a los usuarios industriales? Porque nosotros tenemos un modelo de fomento de la producción, consumo y crecimiento económico. Eso les da mayor margen de maniobrabilidad a las empresas”, aseguró Kicillof.

E insistió: “No hemos cambiado de ideas, seguiremos sosteniendo un política de subsidios. Ha sido tan exitoso este elemento dinamizador de la economía que hemos tenido un crecimiento formidable. La tarifa media del gas representaba cinco por ciento del salario mínimo en 2003 y ahora 0,5%” destacó Kicillof.

Jubilados, a salvo
Por otra parte, el anunciado recorte de subsidios de servicios de agua y gas no afectará a personas que cobren la jubilación o pensión mínima ni a titulares del programa Asignación Universal por Hijo, informó la Anses.

La “reasignación de subsidios” tampoco impactará en las personas que cobren la pensión mínima o pensiones no contributivas o sean titulares de otros planes sociales como la Asignación por Desempleo.

Tampoco tendrán recortes de subvenciones quienes tengan ingresos menores a $5.200 ni quienes posean certificado de discapacidad, informó el organismo.

Lea también: Representantes de los afectados con la quita

Cristina habló por cadena nacional
“Se mantendrán los subsidios a la industria para que siga siendo competitiva”

Al encabezar en la residencia de Olivos un acto en el que se entregaron certificados de aportes no reintegrables a parques industriales e inaugurar nueva maquinaria en la planta de Siderar (ver página 7A), la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que “la industria consume tanto o más que las residencias y se mantendrá la totalidad del subsidio para que siga siendo competitiva para el mercado interno y para que exporten”.
“Por eso quiero un ida y vuelta de los industriales”; la continuidad de los subsidios “es para todos: los pequeños, medianos, grandes y hasta para los monopólicos también”, dijo la jefa de Estado al aludir a la magnitud de producción de la firma del Grupo Techint.

Ahorrar energía, antes que recaudar
La primera mandataria enfatizó que al Gobierno le “interesa el uso racional” del gas y le importa más “ahorrar uno por ciento que cobrar por uno por ciento más”, ya que la diferencia entre recaudar ese porcentaje por consumo de gas y ahorrarlo “es 86 millones de dólares contra 86 millones de pesos”.

“Nos importa más el uso racional, prefiero que se ahorre 1% que cobrar 1% más: la diferencia es 86 millones de pesos con 1% más y 86 millones de dólares con 1% menos”, afirmó Cristina.

 

Artículos destacados