La UIA reclamó un dólar de «entre 3,60 y 4 pesos»

Una vez más, y ahora luego de un encuentro de la mesa chica ampliada a representantes provinciales, la Unión Industrial Argentina (UIA), insistió en los riesgos que acarrea al sector la devaluación del real en Brasil, y alertó por la desaceleración en la economía.
En ese marco, del que participó la UIC, las entidades fabriles insistieron en reclamar al Gobierno una devaluación del peso que oscile entre 3,60 a 4 pesos por dólar para devolverle competitividad al país.
Sobre esto ya mantuvieron un encuentro la semana pasada el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el titular de la CGT, Hugo Moyano, y el de la UIA, Juan Carlos Lascurain.
Según el comunicado de la entidad, Adrián Kaufmann, por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), remarcó que la producción creció sólo 2% en lo que va del año, lo que supone, en medio de la crisis, una señal de alerta por el impacto que pueda tener sobre exportaciones y disponibilidad de bienes.

Por su parte, Osvaldo Vasallo, presidente de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), agregó que la fuerte desaceleración en alimentos afectó la producción de envoltorios, cajas y embalajes, al tiempo que la continua depreciación del real en el último tiempo supone un riesgo de perder mercado a manos de Brasil, para lo que recordó que “el sector importa un 26% del consumo nacional aparente, siendo un 60% proveniente de ese país”.
El mismo riesgo de Brasil, ampliado además a China (desde donde las importaciones crecieron 32 veces desde 2003), fue alertado por Oscar Pérez Larumbe, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), agudizando una realidad que ya aparecía complicada para las confecciones de producción masiva de ropa.

Finalmente, Sergio Vacca, vicepresidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), resaltó la fuerte caída de 5,9% en la producción durante agosto, sobre una tendencia que ya viene operando desde fines de 2007 y que, para el acumulado de 2008, supuso un crecimiento de tan solo 1,5%, muy por debajo de los períodos previos.

CORDOBA
Oscar Guardinelli, presidente de la UIC, destacó que en la industria automotriz, el contexto negativo afectará la producción por una merma en la demanda interna y externa. “También se verá afectada la cadena textil–indumentaria, que anunció caídas del orden del 35% y suspensiones en las plantas. Otros sectores que sufrirán el embate serán la industria láctea y la plástica”, indicó.

Artículos destacados