La reestructuración de la deuda de Córdoba será coordinada por la Nación

El ministro Guzman presentará hoy a sus pares provinciales la nueva Unidad de Reestructuración de Deuda para los distritos federales. La idea es coordinar una salida ordenada bajo un marco común. Córdoba buscará renegociar parte de los vencimientos de bonos por $120 mil millones. Detallan créditos para que provincias puedan cubrir salarios

 

Por Alfredo Flury

El Gobierno nacional buscará coordinar una salida ordenada a las reestructuraciones de deudas de las provincias, entre ellas Córdoba cuyo pasivo a renegociar incluye bonos por 120 mil millones de pesos, 72,3 por ciento de su pasivo total.

La decisión será oficializada hoy por la tarde cuando el ministro de Economía, Martín Guzman, presente la flamante Unidad Ejecutora Especial Temporaria “Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial”.

Se trata de un ámbito desde el que se buscará ofrecer un marco de trabajo para aquellos distritos que necesiten renegociar términos de sus deudas producto de la crítica coyuntura que afecta las finanzas públicas.

Si bien aún no trascendieron detalles de la presentación, la intención del Gobierno nacional es que cualquier reestructuración y propuesta a los bonistas se realice bajo la supervisión del Ministerio que conduce Guzmán para que, en todo caso, ningún distrito ofrezca condiciones más duras que las propuestas por el Gobierno nacional a los bonistas bajo ley extranjera. También para evitar en lo posible que alguna provincia caiga en default, siempre que la Nación logre negociar con éxito el proceso en marcha y evitar la cesación de pagos.

El encuentro de hoy del que también participará el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, se concretará en el marco de la primera reunión del año del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal.

Será, como todas desde el inicio de la cuarentena, por teleconferencia y serán de la partida los responsables de Economía de todas las provincias.

Con todo, el tema de la deuda no será el único y ni siquiera el más urgente, al menos para muchas provincias.

Es que en el cónclave, también se abordarán detalles de la gestión de créditos del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial para que los distritos federales puedan afrontar el pago de obligaciones corrientes, básicamente sueldos. Ese Fondo cuenta con 60 mil millones de pesos para prestar a las provincias.

Desde Córdoba aseguran que no han gestionado aún ningún crédito de ese origen. En rigor, esperan que Nación adelante otra cuota de los 60 mil millones de pesos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que el Gobierno prometió girar en tres cuotas mensuales.

Hasta ahora giraron 6 mil millones de pesos y días después 20 mil millones más. Para Córdoba fueron poco más de 2 mil millones de pesos que la Provincia debió coparticipar con los municipios y comunas.

Esos fondos lejos están aún de alcanzar para cubrir las obligaciones salariales y demás exigencias corrientes de abril. 

En ese marco, todas o al menos la mayoría de las provincias buscarán hoy acelerar nuevos envíos como así también la tramitación de los créditos que, según se informó oportunamente, deberán devolverse en 36 cuotas, con un interés del 0,10 por ciento nominal anual y se calculará sobre el capital ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que elabora el Banco Central. Los intereses devengados desde cada desembolso se capitalizarán hasta el 31 de diciembre próximo.

En el encuentro, también se abordaría la posibilidad de que la Nación garantice un piso mínimo de coparticipación, en el marco de la caída de los ingresos corrientes.

Deudas provinciales

En cuanto al tema deuda, primero, Guzmán ofrecerá un resumen del proceso de reestructuración del pasivo bajo legislación extranjera. En ese marco, avanzará luego en detalles de la nueva unidad cuyo objeto será en principio el de “asesorar y asistir” a las provincias en las tareas relativas a la “formulación y ejecución de la estrategia de la sostenibilidad de la deuda pública de las provincias argentinas”.

Bajo ese rótulo se esconde una estrategia que apunta a lograr un proceso ordenado de reestructuración que no contradiga el ya iniciado por la Nación y que, en lo posible, impida el default de los estados federales.

Por lo pronto, la fuerte quita de intereses y escaso recorte de capital además de los tres años de gracia para el pago que incluye la oferta oficial a los bonistas, ya fue replicada a grandes rasgos por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Claro que la situación de la deuda de la principal provincial argentina es muy compleja, con fuertes vencimientos ya este año que urgen una decisión.

En el caso de Córdoba, el problema principal es el año próximo cuando venza el capital de un bono por más de 700 millones de dólares.

Sin embargo, la intención del Gobierno provincial es avanzar en breve con un “replanteo” del pasivo, tal como lo confirmó el ministro Giordano.

Precisamente, Giordano evitó precisar cuál será la estrategia a seguir. De todas formas, en función de la situación de la deuda de Córdoba y su perfil de vencimientos de capital e intereses, se supone que no será igual al encarado por la Nación y por Buenos Aires.

Según trascendió, en la reunión de hoy, el ministro Guzmán hará su presentación y después cada representante provincial tendrá un corto período de tiempo para informar respecto de la situación de cada distrito.

En el caso de Córdoba, este año tiene vencimientos por 25.323,53 millones de pesos, entre capital e intereses. De ese monto, 21.890 millones de pesos eran pasivos en dólares traducidos a pesos a un tipo de cambio promedio de 67,1 pesos, conforme pautas macrofiscales del proyecto de Presupuesto 2020.

Parte de esas exigencias ya se pagaron. En tanto, otras deben abonarse en el segundo semestre y algunas en lo inmediato como el servicio número 14 de capital e intereses del Título de Deuda Local al 7,125% con vencimiento en 2026. Concretamente, el 27 de abril habrá que pagar 13,88 millones de dólares de los cuáles 9,37 millones son de capital y el resto intereses. 

En cuanto a la deuda a renegociar, incluye cuatro títulos de deuda en dólares, tres bajo legislación extranjera y uno emitido bajo ley local.

Las provincias que tienen que pagar principalmente vencimientos de capital este año son Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Tierra del Fuego. En total son deudas por 1.200 millones de dólares de los que 816 millones de dólares son de la provincia de Buenos Aires. En tanto, en 2021 a estos distritos se les suman Córdoba, Chaco, Chubut, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta y Santa Fe y la deuda a pagar crece a más de 2.200 millones, al año siguiente, en 2023, se deberán afrontar pagos por USD 1.600 millones y el pico  de dólares. Sólo Córdoba, debe afrontar vencimientos por unos 800 millones de dólares, casi la totalidad correspondiente a un bono bajo ley extranjera.

Artículos destacados