La Provincia ya gira «en descubierto» para cubrir el pago a agentes públicos

El Gobierno provincial comenzó a apelar a la solicitud de giros “en descubierto” en el Banco de Córdoba para cubrir obligaciones corrientes, entre ellas el pago de salarios a los estatales.

El dato confirmado a Comercio y Justicia por una fuente del Ejecutivo provincial, se produjo a partir de la franquicia (waiver) solicitada por el Banco de Córdoba al Banco Central ya a fines del año pasado y que forma parte del plan de saneamiento exigido por la autoridad monetaria a la entidad.

El mecanismo denota las dificultades de la Provincia para cubrir con recursos propios la totalidad de las obligaciones corrientes, situación que podría agudizarse en caso de dilatarse la renegociación de vencimientos con la Nación a partir de la firma del Programa de Asistencia Financiera (PAF) y de la demora en la cobertura por parte de Anses del déficit de la Caja de Jubilaciones. Por ese último concepto, la Nación pasará a adeudar desde mañana 117 millones de pesos, producto de la falta de cancelación de parte de la cuota de febrero y de la totalidad de marzo.

Cada mes, la Provincia debe afrontar el pago de más de 500 millones de pesos por haberes a los activos.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En tanto, también debe asistir a la Caja de Jubilaciones desde marzo, a partir de los atrasos en los envíos de la Anses.

La franquicia solicitada por el Córdoba aún no fue oficialmente admitida por la autoridad monetaria. No obstante, tampoco fue rechazada.

“Es habitual en estos casos que, de no mediar negativa, queda implícito que hay una aprobación. Luego, cuando se produce el aval explícito, se autoriza lo actuado”, recordó el informante, al tanto de los movimientos de la entidad.

En rigor, la dispensa por 200 millones de pesos no es el primer adelanto que la Provincia solicita al Banco de Córdoba. Ya el año pasado, el Ejecutivo, como accionista principal del Córdoba, requirió financiamiento a través de diferentes modalidades.

Según las Notas a los Estados Contables de la entidad, en Asamblea de accionistas del 29 de abril de 2009, se instruyó a la entidad a proseguir con la tarea de emisión de endeudamiento de la Provincia. En ese marco, “y ante las necesidades del accionista”, se autorizó otorgar un “adelanto financiero” por el término de 90 días por hasta 300 millones de pesos. Esa asistencia fue cancelada el 2 de julio pasado.

En tanto, el 30 de junio de 2009, una nueva Asamblea de accionistas resolvió que el Banco avanzara en la colocación del Boncor 2017 por 150 millones de dólares. La Asamblea resolvió que hasta tanto se colocaran los títulos en el mercado, la entidad otorgue a la Provincia un “crédito puente” por el equivalente en pesos del importe del Boncor. El préstamo devengaba intereses, según lo explicitado en las Notas a los Estados Contables.

El primer desembolso se produjo el 2 de julio de 2009. Finalmente, al 30 de noviembre, fecha en que ingresaron efectivamente los fondos por la colocación del Boncor, el financiamiento fue cancelado.

Sin embargo, por entonces, el Banco de Córdoba solicitó un nuevo waiver al Banco Central para poder adelantar fondos a la Provincia por hasta 200 millones de pesos y sólo con la finalidad de cancelar salarios.

Esa franquicia no se utilizó en lo inmediato. No obstante, según lo anticipado ahora por fuentes del Ejecutivo, la dispensa comenzó a utilizarse ya en el inicio mismo de 2010.

Boncor sin remanente
En tanto, fuentes del Ejecutivo admitieron que, a diferencia de la anterior emisión, el eventu

Artículos destacados