La Provincia ya estudia alzas en Inmobiliario y Automotores

La Provincia analiza alternativas para mejorar los ingresos tributarios propios con vistas a 2010, entre las cuales se encuentran cambios en los impuestos Inmobiliario y Automotor, además de ajustes para el sector agropecuario.
El trabajo que encabezan funcionarios del Ministerio de Finanzas se complementará con una renovada presión sobre los contribuyentes morosos y buscará atacar los casos de elusión y evasión fiscal.
Según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, el esquema en análisis trabaja sobre una hipótesis de máxima en torno a los 500 millones de pesos de recaudación anual extra.
La cifra representa menos del cinco por ciento de los ingresos corrientes estimados por la Provincia para este año.

No obstante, implican una suba superior a 10 por ciento si se consideran los ingresos propios previstos para 2010.
Si bien la decisión final sobre un eventual aumento de valuaciones o alícuotas será tomada por el gobernador Juan Schiaretti, el margen para vetar una suba parece ser muy estrecho. “Ya el año pasado estaba listo un estudio sobre un revalúo inmobiliario, pero el gobernador lo desechó. Creo que esta vez no hay muchas alternativas”, reveló una fuente de Finanzas.
En ese marco, trascendió que se evalúa incrementar el Inmobiliario Urbano en un porcentaje que rondaría entre 30 y 50 por ciento.
“No hay margen para mucho más. La tolerancia a una suba de impuestos se ha reducido hoy prácticamente a cero. Pero algo hay que hacer”, insistió la misma fuente. Aún no trascendió si la suba podría llegar vía alícuotas o revalúo o bien un mix de ambas, además de cambios de categorías. Tampoco si habrá tratamiento diferente de acuerdo con la categoría de inmueble de que se trate.

En cuanto a la suba del Automotor, se analizan distintas alternativas.
Desde la Provincia admiten que ambos tributos, principalmente el Automotor, son casi irrelevantes a los efectos recaudatorios. En menor medida el Inmobiliario, aunque se estima que un alza de este último gravamen podría aportar al menos 100 o 120 millones extra al año.
Por lo demás, Finanzas no analiza mayores cambios en el impuesto a los Ingresos Brutos.
“El incremento ya se aplicó el año pasado. Ahí sí que no hay mayor margen. En todo caso, el aumento del nivel de actividad debería reportar ingresos extras por ese concepto”, graficó la fuente.

Sí, en cambio, habría modificaciones para el sector agropecuario aunque, según trascendió, llegarían mediante un alza del denominado Fondo de Desarrollo Agropecuario, cuyos ingresos tienen afectación específica y no recaudan para rentas generales. “Buscaremos consensuarlo con el sector”, admitieron desde la Provincia.
Todos los cambios en estudio, deberán, una vez aprobados por el gobernador, ser incluidos en el proyecto de Presupuesto para 2010 junto con el Código Tributario y la Ley Impositiva anual.
La necesidad de mejorar los ingresos para el año próximo es ineludible. Los vencimientos de deuda para 2010 superan los 1.100 millones de pesos, entre intereses y amortizaciones. Paralelamente, deberá asegurarse los fondos necesarios para poder hacer frente al pago de eventuales aumentos salariales y al creciente déficit de la Caja de Jubilaciones, cuya cobertura también en parte debería llegar a través de la Nación.

Artículos destacados