La Provincia toma el control de la RAC e Impregilo desiste de juicio millonario

La Provincia pasará a controlar de manera temporal la empresa Caminos de las Sierras, concesionaria de la Red de Accesos a Córdoba (RAC) luego de alcanzar en las últimas horas y tras meses de negociación, un acuerdo con el grupo italiano Impregilo que hasta el momento ostentaba 90,52 por ciento del capital accionario de la compañía.
No obstante, la intención del gobernador Juan Schiaretti es desprenderse de esas acciones antes de fin de año y transferirlas a otro grupo privado.

La negociación que se cerró el miércoles y que recién se dio a publicidad ayer, contempla el desistimiento por parte de Impregilo de todas las demandas judiciales en trámite contra la Provincia, entre ellas el juicio entablado ante el Ciadi, el tribunal arbitral del Banco Mundial, por US$250 millones.

Paralelamente, el grupo italiano deberá cerrar el concurso de acreedores antes del 25 de junio próximo, fecha en que el holding dejará definitivamente la concesión que hasta entonces operará en conjunto con la Provincia.

Como contrapartida, el Gobierno provincial, ahora como accionista de Caminos de las Sierras, reconoce a Impregilo una deuda de US$76 millones que se pagará en 90 cuotas con una tasa anual en dólares de 9,5%. El monto se financiará con lo producido por la concesión. Un 33% de la recaudación irá a un fideicomiso para asegurar esos pagos que tendrán como garantía adicional, la coparticipación que recibe la Provincia.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El pasivo reconocido es parte de los US$120 millones que el grupo había asentado como acreencias en el concurso de Caminos de las Sierras.

Por lo demás, mientras se extienda la operación conjunta de la RAC, la empresa avanzará en un plan de obras por un total de $160 millones y, en paralelo, trabajará en un programa de mantenimiento y repavimentación de la red cuya extensión alcanza 400 kilómetros.

La idea es que esas obras y las cuotas que Caminos de las Sierras (la Provincia) deba pagar a Impregilo por la deuda consolidada, se afronten a través del superávit operativo que dejará la concesión.

Con ese objetivo, técnicos de la Provincia trabajan en el análisis del flujo de fondos de la concesión y analizan un probable nuevo reajuste en el valor del peaje para mediados de año, que podría pasar a tres y cinco pesos para rutas “turísticas” y “productivas”, respectivamente.

Por lo demás, la Provincia avanzará en paralelo con una modificación del contrato de concesión vigente. Se trata del acuerdo original, con modificaciones puntuales, firmado en la gestión del gobernador Ramón Mestre y que fue diseñado con tarifas dolarizadas.

“La idea es diseñar un esquema que despeje el horizonte futuro de la concesión y que la haga viable más allá de quiénes sea los accionistas”, reveló al respecto el ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa, quien junto al vocal del Ersep, Jorge Saravia, fueron los encargados de brindar precisiones sobre el acuerdo.

En ese sentido, Testa admitió que el contrato futuro deberá incluir mantenimiento y operación de la red, además de dejar algún margen para obras.

En ese marco y ante una consulta de Comercio y Justicia, el funcionario admitió que para calzar las erogaciones con los ingresos, se trabajará en un esquema de ajuste periódico de las tarifas de peaje, única fuente de recursos de la concesión.

“Pensamos en una actualización anual o bianual”, indic&oa

Artículos destacados