La Provincia lanzó amplio plan para regular las nuevas urbanizaciones

El Ejecutivo provincial remitió a la Unicameral un proyecto de ley para regular el uso de suelos en el área metropolitana del Gran Córdoba que, entre otros aspectos, buscará ordenar y regular las nuevas urbanizaciones con fuerte supervisión de Recusos Hídricos, Catastro y los municipios involucrados.

El proyecto, que había sido anunciado oportunamente, ingresó en las últimas horas a la Legislatura y tomará estado parlamentario este miércoles.

Diseñado por el Instituto de Planificación del Área Metropolitana (Iplam), encabezado por Guillermo Irós, fue elaborado en el marco del denominado Plan Vial Director que incluye la ya sancionada ley para crear dos nuevos anillos de Circunvalación.

En tanto, el titular de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos (Ceduc), Horacio Parga, aseguró a Comercio y Justicia que el sector desconoce los alcances de la norma y que “no fueron consultados” para su elaboración.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“Apoyamos la planificación urbana de acuerdo con parámetros sustentables, pero la Ceduc no fue consultada y no vamos a opinar sobre un proyecto que aún no conocemos”, dijo.
Por su parte, el secretario de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Córdoba, Daniel Rey, indicó a este medio que, en principio, el proyecto no alcanza directamente la ciudad. No obstante, aclaró que es intención del municipio adherir a la norma.

El proyecto, al que tuvo acceso este diario, avanza sobre la regulación de “Usos del Suelo” y pone en vigencia el “Plan Metropolitano de Usos del Suelo” -Sector Primera Etapa-, en el espacio geográfico que contiene el Anillo de Circunvalación Metropolitano “y las localidades relacionadas con este componente vial”. El límite de ese espacio se extiende hasta 20 kilómetros del centro de la ciudad.

El límite espacial de esa primera etapa será complementado por una segunda etapa, con alcance a las localidades relacionadas con el Anillo de Circunvalación Regional.
Los objetivos generales de la norma apuntan a “preservar, promover y recuperar atributos ambientales en su dimensión social, cultural, productiva, ecológica, paisajística y urbanística de la región y coadyuvar en la utilización racional y prudente de los recursos, evitando su depredación”.

Paralelamente, busca establecer “políticas de Estado y planes de mediano y largo plazo sobre el tema y favorecer la integración regional, la coherencia y la previsibilidad en el proceso de desarrollo”.

En ese marco, se intentarán establecer instrumentos de planificación para la gestión del territorio e impulsar mecanismos y procedimientos de integración y coordinación entre el Estado provincial y las municipalidades y comunas de la región para la planificación y gestión del territorio”.

Finalmente, propende a “facilitar la toma de decisiones para orientar inversiones y definir prioridades en los sectores públicos y privados”.

En tanto, los objetivos particulares avanzan de lleno en aspectos clave del proyecto.

En ese sentido, menciona la necesidad de “reorientar y corregir los procesos espontáneos y la utilización especulativa del suelo, hacia modelos racionales y equilibrados, que garanticen resultados previsibles y sustentables”.

Asimismo, busca “evitar las extensiones descontroladas e incoherentes de las urbanizaciones y el consecuente encarecimiento de infraestructuras y servicios”.

También apunta a “proteger los espacios o sector

Artículos destacados