La Provincia estudia duplicar el peaje en la Red de Accesos

El Gobierno provincial estudia autorizar un aumento del 100 por ciento en los peajes de la Red de Accesos a Córdoba (RAC), concesionados a Caminos de las Sierras.
La suba que incluirá a las estaciones de peaje de los nueve corredores, contempla una suma destinada a recomponer la ecuación económico-financiera de Caminos y otro monto que la empresa deberá utilizar para obras de infraestructura, principalmente la repavimentación de los 400 kilómetros de la red, por un monto estimado en 600 millones de pesos.
En tanto, la intención oficial es que a futuro, se fije un mecanismo de actualización automática del valor del peaje en función del aumento de costos operativos.
“Hay una firme voluntad política de resolver el tema antes de fin de año”, reveló a Comercio y Justicia una fuente del Ejecutivo, quien admitió que el nivel que tiene hoy la tarifa hace insostenible la continuidad de la concesión a cargo de la italiana Impregilo.

En ese marco, y al margen del avance de la auditoría en marcha contratada por la Provincia con técnicos de la UNC, el Gobierno quiere avanzar en una solución al menos parcial que despeje el panorama sobre la concesión, cuyas tarifas no se tocan desde la primera gestión de José Manuel de la Sota.
Según pudo conocer este medio, la intención es avalar una suba que rondaría un peso y que para los denominados corredores turísticos, implicaría un ajuste del 100% en la tarifa. El resto de los corredores tiene una tarifa de $1,80.
Se estima que 50 centavos se destinarían a cubrir costos operativos, mientras que el resto conformaría un fondo para obras.
La Provincia pretende que Caminos tome a su cargo la repavimentación de la red, con una inversión estimada de $500 millones.
En tanto, también se avanzaría en la construcción de una autovía sobre la ruta 36 hasta Altos Fierro.

Las obras de repavimentación e incluso la mejora en la red iban a ser costeadas por la Provincia con fondos nacionales, alternativa que en principio quedó desechada.
En tanto, fuentes de la concesionaria anticiparon que el posible aumento sería “insuficiente” para recomponer la ecuación de la compañía. El contrato vigente quedó en suspenso en 2002 tras la devaluación y pese a algunos intentos por renegociarlo, nunca se avanzó de manera sostenida en esa decisión a diferencia de lo ocurrido con la concesión a Aguas Cordobesas.
No obstante, a diferencia de esa compañía, el accionista mayoritario de Caminos no interpuso demanda ante el Ciadi.
Mientras tanto, sigue la negociación entre Impregilo y Electroingeniería para el traspaso accionario de la concesión al grupo cordobés.
“Los activos ya fueron valuados pero falta conocer el horizonte de la concesión”, dijo una fuente.

Artículos destacados