La Provincia desaceleró el gasto, pero el superávit igual cayó 75%

Las cuentas provinciales cerraron el primer trimestre del año con un superávit financiero de $34,6 millones, un 74,7% por debajo del registrado en el mismo período del año pasado.
La caída obedeció a un aumento del 21,7% de los ingresos corrientes frente a un gasto que trepó un 28,1%, resultando así un ahorro corriente de 179,8 millones de pesos, 26% menor a 2008. Ese ahorro quedó prácticamente neutralizado tras considerar ingresos y gastos de capital.
En tanto, la deuda flotante, básicamente con proveedores, se mantuvo en torno a los 500 millones de pesos.
Los datos incluidos en la ejecución presupuestaria del primer trimestre del año, fueron informados ayer por el ministro de Finanzas, Angel Elettore.

El funcionario admitió una fuerte baja en los envíos nacionales, nivelada en parte con los recursos propios. Con todo, los ingresos tributarios están aún por debajo de lo presupuestado, aunque considerando los denominados no tributarios (incluye las tres tasas que abona el campo aparte del Inmobiliario rural), suben un 21,7%, en línea con la pauta sancionada para 2009.
En cuanto al gasto corriente, el aumento fue traccionado por la fuerte suba de las erogaciones en personal que alcanzaron a 1.376 millones de pesos, un 35,8% mayor a igual período del año pasado.
La participación relativa de ese gasto respecto del total de ingresos corrientes alcanzó al 54,8% y sigue en alza.
En cuanto a las erogaciones de capital, crecieron levemente respecto a 2008. Trabajos públicos implicó un gasto de 80,3 millones de pesos, un 7,5% mas que el año anterior.
Si bien el gasto corriente sigue aún muy por encima de los ingresos, hay que admitir que la Provincia logró bajar la relación respecto a 2008 cuando las erogaciones crecieron más del 40% frente al 27% de los recursos.

Mejor escenario

Si bien los números no son los esperados, al menos en el presupuesto, Elettore relativizó el impacto de la crisis en la recaudación.
“Pensábamos que iba a estar más abajo”, admitió.
En tanto, para el segundo semestre, el funcionario dijo esperar una situación un tanto más aliviada.
“Si la Nación cumple con los compromisos asumidos, no vamos a tener problemas”, reveló.
En ese sentido, anticipó que al 26 de mayo pasado, la recaudación en Ingresos Brutos crecía un 36%, mientras que la del Inmobiliario un 21% desde enero último.
“Desde lo económico no esperamos una debacle. En realidad, la situación podría mantenerse hasta ahora o bien mejorar levemente. Sí está claro el impacto de la crisis del campo, pero eso ya viene desde el año pasado”, reveló.

Con ese contexto, vaticinó un cierre del ejercicio 2009 con un superávit primario (previo pago de intereses de deuda) de unos 300 millones de pesos.
Finalmente, aseguró que por coparticipación de retenciones a la soja, la Provincia había recibido unos $50 millones. “Estimamos que hasta fin de año ingresarán en promedio 25 millones mensuales”, cifra por debajo de la previsión original.

DEUDA

El rojo provincial al 31 de marzo ascendía a $8.828 millones, un 6,8% mayor a igual período de 20

Artículos destacados