La Nación dice que no subirá tarifas de luz y gas, pero habrá cargo fijo

El secretario de Energía, Daniel Cameron, afirmó que no están previstos aumentos en las tarifas del sector aunque sí una posible reducción de los actuales subsidios que aplica el Estado en ciertos niveles de consumo de gas y de electricidad.

“Un aumento de tarifas no, pero el ministro de Economía (Amado Boudou) ha informado que lo que puede haber el próximo año es una reducción de subsidios y la decisión final depende de la Presidenta” (Cristina Fernández), respondió el funcionario durante un informe que presentó a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

En el mismo sentido, Cameron precisó que “no es que el aumento de tarifas (de gas y electricidad) a la industria subsidia a los usuarios residenciales”, e indicó que “nadie paga 100% de lo que consume, ya que a industriales y residenciales los está subsidiando el Estado”.

Con relación al presupuesto de la Secretaría de Energía en 2011 y su asignación, Cameron explicó a los legisladores que “será 20% superior al de 2010”, y rondará 18 mil millones de pesos.

Se destinarán a pagos a la Compañía Argentina del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para el Fondo de Estabilización del rubro, también a completar las obras de la hidroeléctrica Yacyretá y a la terminación de la central nuclear Atucha II.

Asimismo, se iniciará la construcción del reactor de potencia Carem y se continuará con el Plan Federal Eléctrico I y II, de transporte en alta tensión.

Cameron también defendió el proyecto de tendido del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) para abastecer Chaco, Formosa, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Entre Ríos. Dijo que la construcción arrancará hacia fin de año o principios de 2011 y que tendrá un costo estimado en 1.400 millones de dólares en su red troncal.

El funcionario defendió asimismo la aplicación de fondos fiduciarios para financiar obras y de cargos específicos para solventar, por caso, la importación de gas desde Bolivia, o de GNL vía marítima.

Al respecto dijo que “cuando se estudien los volúmenes de recursos necesarios se revisará con un criterio según el cual el que más tiene, más paga”.

Cameron proyectó además que la matriz energética del país debe cambiar progresivamente en favor de una reducción de las fuentes fósiles (petróleo, carbón) y un incremento de las fuentes nuclear, hidráulica y renovables.  Hacia el año 2025, del actual 57% de generación con fuentes fósiles se debería pasar a 28%, mientras que la energía nuclear debería crecer del actual 6% a 22%, detalló.

En el mismo orden, la energía de fuente hidráulica debería pasar a 40% del total, en tanto que los recursos renovables (solar, eólica y otras) deberían llegar a participar con entre 8 y 10% de la matriz, detalló Cameron.

Artículos destacados