La misión del FMI llegará al país a mediados de febrero y el Gobierno confía en acercar posiciones

MARTÍN GUZMÁN. Ministro de Economía de la Nación.

El Ministerio de Economía publicó en su sitio web un cronograma de acciones hasta el cierre del primer trimestre. Gerry Rice, vocero del organismo aseguró que el diálogo con las autoridades nacionales es “muy activo”.

El Gobierno recibirá a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la ciudad de Buenos Aires entre el 12 al 14 de febrero, como parte del esquema diseñado para renegociar la deuda de US$ 44.000 millones que el país mantiene con ese organismo.

Así lo informó el Ministerio de Economía en su página web, en la que también dio cuenta que el titular de esa cartera, Martín Guzmán, presentará los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública en el Congreso entre el 12 y 17 de febrero.

Por su parte, el vocero del FMI, Gerry Rice, expresó ayer que «la misión del FMI viajará a Buenos Aires en febrero para continuar intercambiando opiniones sobre planes macroeconómicos y análisis de sostenibilidad de la deuda en relación con Argentina, y buscará escuchar a las autoridades argentinas sobre sus ideas y sus planes para el futuro», durante su habitual conferencia de prensa quincenal de los jueves.

«Tenemos un diálogo continuo muy activo con las autoridades argentinas», dijo Rice, y agregó: «compartimos el objetivo del gobierno argentino de implementar políticas que estabilicen la economía, protejan a los más vulnerables de la sociedad y allanen el camino para un crecimiento sostenible e inclusivo».

Lo expresó algunas horas después de conocerse el cronograma de los próximos pasos para la reestructuración de la deuda, y dos días después del encuentro entre el ministro argentino y el jefe de la misión del Fondo con la Argentina, Luis Cubeddú, en Nueva York.

En tanto, la semana próxima, la titular el Fondo Kristalina Georgieva se encontrará con el ministro Guzmán en el marco de un seminario mundial sobre inclusión que tendrá lugar en el Vaticano, recordó Rice.

De esta forma, el Ministerio dio a conocer el “Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa”.

En el cronograma, informa que durante la primera semana de febrero la Unidad de Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa invitará a los agentes de información, asesores financieros y bancos colocadores o agentes de distribución “a presentar ofertas de asesoramiento y/o asistencia” respecto del proceso de renegociación.

El documento ratifica que la oferta a los tenedores de bonos se conocerá durante la segunda semana de marzo, y a partir de allí se realizarán reuniones informativas road show durante 15 días.

Números

La proporción de deuda pública en moneda extranjera alcanzó el año pasado a 80,2% del total del stock del pasivo del Estado, nivel que se ubicó como el mayor desde la salida de la crisis de 2001, destacó ayer el Módulo de Políticas Económicas, perteneciente al Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

El análisis precisó que en 2002 la proporción de deuda en moneda extranjera alcanzó a 79,1% del total, cifra que ya en 2005, luego de la renegociación implementada por el ex presidente Néstor Kirchner, cayó a 51,4%.

Diez años más tarde, cuando concluyó el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el nivel de deuda en divisa representaba un 66,9% del total.

Sin embargo, a partir de ahí, durante la presidencia de Mauricio Macri, ese guarismo se incrementó, especialmente a partir de 2018, cuando creció a 76,2% para cerrar el tercer trimestre del año pasado en 80,2%.

Entre 2015 y 2019 la deuda en moneda extranjera aumentó en US$87.000 millones, lo que significó una suba de 54%, mientras que la nominada en pesos cayó en US$13.000 millones, con una baja de 18% en los cuatro años.

El informe de la Undav destacó también que la deuda protegida por tribunales extranjeros registró un alza de US$76.000 millones, con lo cual más que se duplicó al trepar 116% desde 2015, en tanto que el pasivo en tribunales locales se mantuvo constante.

A su vez, en los últimos cuatro años se privilegió la deuda con privados, que casi se duplicó al crecer 95%.

El pasivo con privados en 2015 rondaba los US$ 74.000 millones, y en el segundo trimestre del 2019 ya sumaba unos US$ 144.000 millones.

Por su parte, la deuda con organismos financieros internacionales se disparó en un 135% desde 2015.

En tanto, la deuda con no residentes, la externa, creció 163% en estos últimos cuatro años, con un incremento de US$ 104.000 millones.

Por otro lado, mientras el gasto primario cayó 30% desde 2015, el peso de los intereses de la deuda pasó del 5,5% sobre dicho gasto a representar el 20% en 2019.

Según el cálculo presentado por el informe, en los próximos cuatro años, el país deberá afrontar vencimientos de deuda por casi US$224.000 millones.

EMPLEO REGISTRADO

En cuatro años, 234 mil asalariados perdieron su trabajo en el sector privado

La cantidad de empleo registrado en el sector privado bajó durante diciembre 2,6% en relación a igual mes del año pasado, y alcanzó los niveles del 2010, informó hoy la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) realizada por el Ministerio de Trabajo.

Con información completa de todo 2019, «se confirmó que los últimos cuatro años fueron años perdidos para el empleo asalariado registrado. Especialmente los últimos dos, cuando el empleo se redujo de manera continua alcanzando una retracción de casi 5% y ubicándose en un nivel similar al del 2010», destacó el informe de la cartera laboral.

En términos absolutos, entre noviembre de 2015 y noviembre de 2019, 234 mil trabajadores perdieron sus empleos asalariados en empresas privadas.

«Sólo la expansión del monotributo y del empleo público, logró compensar este proceso de destrucción del empleo asalariado», agregó el reporte.

Artículos destacados