La jubilación mínima acumuló suba de 500% en siete años

Más de 5,5 millones de jubilados y pensionados nacionales percibirán en marzo un aumento en sus ingresos de 8,21% y así el haber mínimo se ubicará en 895 pesos, debido a la primera aplicación, en 2010, del índice de ajuste previsto por la ley de movilidad jubilatoria. Así lo anunciaron ayer la presidenta Cristina Fernández y el director ejecutivo de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), Diego Bossio. De esta manera confirmaron también que la jubilación mínima subió casi 500% desde 2003, lo que reveló una importante recuperación del poder adquisitivo, aun contrastado con los cálculos privados de inflación.

El aumento anunciado ayer fue consecuencia de la primera aplicación en 2010 del índice de movilidad dispuesto por la ley 26417, que prevé un nuevo incremento en setiembre. El año pasado, los jubilados y pensionados recibieron una suba de 19,8% debido a este mecanismo de ajuste.

Asimismo, esta ley también estableció que la movilidad nunca será negativa: si durante un período la evolución de las variables de la economía fueran negativas, los haberes de los jubilados y pensionados no se disminuirán.

El nuevo incremento será abonado junto a los haberes de marzo y surgió de la aplicación de un promedio entre dos variables: el índice del aumento general de salarios del último semestre y el aumento de la recaudación tributaria per cápita de la Anses. Así, el haber mínimo se elevará a partir de marzo a 895 pesos y para quienes reciben 45 pesos del subsidio del PAMI el mínimo será de 940 pesos.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Según opinó ayer Bossio, “el Gobierno puso a los jubilados dentro de su agenda” al otorgarles -desde 2003- 496% de aumento en la jubilación mínima y un fuerte incremento en el nivel de cobertura.

“En 2003 había 3,4 millones de jubilados, mientras que actualmente hay más de 5,5 millones, poniéndonos como líderes en América Latina a nivel cobertura de jubilaciones y pensiones”, precisó, agregando que “41% de los jubilados que existen hoy en el país son producto de una ley de moratoria que permite tener sustento a muchos argentinos y a sus familias, que no iban a tener oportunidad de jubilarse”.

Por su parte, el ministro de Economía, Amado Boudou, recordó ayer que “en el debate (por la ley de movilidad jubilatoria) la oposición aseguraba que nuestra fórmula no iba a permitir ajustes de más de cuatro por ciento, pero ahora esa cifra se está duplicando en términos semestrales”.

Estímulos al consumo
En su discurso, Cristina Fernández puntualizó también que otro importante aliciente al consumo interno fue el aumento del salario mínimo ocurrido en los últimos siete años, también en niveles superiores a la inflación.

Sostuvo que el actual salario mínimo, vital y móvil de Argentina (1.500 pesos) es el más alto de toda América Latina y que desde 2003 tuvo “casi un aumento de 500%”.

La mandataria consideró además que el índice de trabajo en blanco en la Argentina es actualmente "el más alto de los últimos 36 años” y que eso fue posible "a partir de un modelo político que garantiza avances en seguridad social y trabajo".

Artículos destacados