La inflación volvió a escalar por alimentos pero Córdoba midió menos que el Indec

En la provincia fue 1,99% en septiembre y acumuló 19,2% en el año. En tanto, para el organismo nacional fue de 2,8% y 22,3%, respectivamente. Más allá de las diferencias, ambas mediciones coinciden en que el rubro alimentos traccionó una vez más el indicador general. Y que los precios regulados, como las tarifas, neutralizan un alza mayor

El índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó en septiembre 1,99% en Córdoba y acumula 19,2% en los primeros nueve meses del año, según la Dirección de Estadísticas de la Provincia.

La cifra difiere de la informada por Indec que, para el país, informó un alza de 2,8% pero que para la Región Pampeana incluso fue aún mayor, de 2,9%, para acumular para esta área que incluye a Córdoba 23,1% en 2020.

Las diferencias son marcadas. Mientras que para el Indec la inflación en septiembre fue mayor que la del mes inmediato anterior, para la Provincia lo fue levemente menor.

 

 

En todo caso y más allá de esas diferencias, el dato común es que en las dos mediciones fue el rubro Alimentos y Bebidas el que otra vez empujó el indicador general para arriba.

No es una buena noticia, por cierto. Se trata de un rubro muy sensible para los sectores carenciados y que incide en la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que marca los límites de la indigencia.

Por lo demás, para ambas mediciones, los servicios en general siguieron con números bajos, particularmente las tarifas que se mantienen congeladas. Ese indicador neutraliza el aumento de otros a la hora de relevar el IPC. 

En paralelo, la suba se produce en el marco de una economía en plena recesión. Ese dato es clave. Aun con caída en las ventas y de la demanda en general, los precios no aflojan.

 

Los datos de Córdoba

De acuerdo con las cifras informadas por la Provincia, la inflación en Córdoba mostró movimientos dispares según los rubros.

Así, Alimentos y bebidas aumentó 2,29%, sumó 22,44% en el año y 32,5% en los últimos 12 meses, en este caso igual que el indicador general.

Dentro de ese ítem clave por su incidencia, los mayores movimientos se vieron en productos estacionales como frutas que subieron 13,93% en septiembre y verduras que escalaron 8,55%. El resto de los alimentos mostró incrementos muy inferiores a esos picos aunque en general más altos que el IPC.

Los mayores aumentos se produjeron en Indumentaria y calzado, Equipamiento y mantenimiento del hogar y Salud.

En el primer caso, el alza fue de 2,46% en el mes, de 34,29% en 2020 y 50,81% en el último año. Fue, en ese caso, el rubro que más subió en los últimos 12 meses.

Respecto a Equipamiento y mantenimiento del hogar, escaló 2,83% en septiembre, 26,2% en el año y 36,59% en la comparación interanual.

Finalmente, Salud aumentó 2,57% en el último mes. Sin embargo, en el año apenas acumula 15,13% aunque en los últimos 12 meses llega a 36,59%.

Un rubro clave habitualmente por incluir las tarifas de los servicios públicos fue Propiedades, combustible, agua y electricidad. En septiembre apenas subió 0,98%, 13,15% en el año y 21,42% en la comparación interanual.

Es, paradójicamente, el que menos aumento muestra en 2020 y respecto a 2019, cuando en otras ocasiones era precisamente el que traccionaba a la suba el IPC producto de las continuas alzas de tarifas. Hoy están congeladas en general, salvo los combustibles que registraron incrementos desde hace dos meses.

Finalmente, el resto de los rubros exhibió sumas menores. Así, Transporte y comunicaciones aumentó 1,53%, 11,16% y 25,87% en septiembre, en 2020 y respecto a 2019, respectivamente.

Allí también incide la estabilidad de las tarifas en el transporte público y la regulación en el caso de las comunicaciones.

Por su parte, Enseñanza, otro ítem importante, bajó 0,03% en septiembre. En el año lleva un aumento de 19,12% y 25,26% en relación a 2019.

Por lo demás, otros rubros de menor incidencia tuvieron comportamientos dispares. Por ejemplo Esparcimiento subió 1,94% y acumuló 39,92% en el último año.

Por lo demás, Bienes y servicios varios, con menor impacto en el IPC, mostró un aumento de 3,88%. En ese ítem se ubican los servicios financieros, por ejemplo.

En definitiva, los bienes subieron 2,82% y los servicios apenas 0,59%. Esa dinámica se mantuvo en el año: 23,14% frente al 12,98% de unos y otros.

En cuanto a los precios estacionales, en septiembre aumentaron 5,41% mientras que los regulados sólo treparon 1,39%. En tanto, la denominada inflación núcleo subió 1,91%, en línea con el indicador general.

 

Para Indec

Respecto a los datos que informó el organismo estadístico nacional, el IPC subió 2,8% impulsado esencialmente por un alza del 3% en el rubro Alimentos y bebidas.

Con esta suba, en los primeros nueve meses de 2020, la inflación minorista fue de 22,3% y en los últimos 12 meses acumuló un incremento de 36,6%.

El informe del Indec precisó que las divisiones Prendas de vestir y calzado, con un alza del 5,8%; y Bebidas alcohólicas y tabaco, con un aumento de 4,3%, fueron los subrubros que mostraron mayores subas en la medición general y en la mayoría de las regiones del país.

Por contrapartida, los menores incrementos se observaron en las divisiones Educación, con 0,3%; y Comunicación 0,1%, principalmente por la falta de actividad en los servicios educativos, en el primer caso, y el congelamiento de las tarifas de telefonía e Internet, en el segundo.

En lo que va del año, y con una inflación acumulada del 22,3%, los precios estacionales aumentaron 45,1%, los regulados, mayormente tarifas de servicios públicos, 8,8% mientras que el IPC núcleo subió 23,6%.

Algo similar ocurrió en la medición de los últimos 12 meses, y con una inflación del 36,6%, los Estacionales acumularon un alza del 63,6%; los Regulados el 20,6% mientras que el IPC núcleo alcanzó una suba del 38,3%, siempre según Indec.

 

Sube el salario mínimo

El Gobierno logró consensuar un aumento de 28% en el salario mínimo, en tres cuotas, bajo la condición de renegociar a partir de marzo en función de la evolución inflacionaria. 

Se trata del acuerdo del plenario del Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que deliberó en el Ministerio de Trabajo con la participación de la CGT, las dos CTA y las principales cámaras empresariales.

El ajuste en el piso de ingresos formales tendrá impacto en unos 300 mil trabajadores no alcanzados por convenios colectivos, y también en 580 mil planes sociales y alrededor de dos millones de subsidios salariales ATP anclados a la misma variable.

La suba se dará en tres etapas: 12% con los sueldos de octubre, 10% con los de diciembre y el 6% restante, en marzo. Así el piso salarial aumentará de los actuales 16.875 pesos a $18.900, a $20.587,50, y a $21.600 al final del proceso.

Sé el primero en comentar en "La inflación volvió a escalar por alimentos pero Córdoba midió menos que el Indec"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados