La inflación en Córdoba llegó a 4%, con fuerte incidencia de alimentos

Fue el mayor incremento desde octubre pasado. Hubo alzas generalizadas en todos los rubros. Sin embargo, por su influencia, el ajuste en los alimentos fue clave. El aumento se produjo pese a la eliminación del IVA a productos básicos. La devaluación golpeó construcción y herramientas, entre otros sectores

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó en Córdoba 3,98 por ciento en agosto, la mayor suba en 10 meses. De esta forma, la inflación aumentó 29,55 por ciento en 2019 y 53,27 por ciento en los últimos 12 meses.
En tanto, el IPC medido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registró en agosto un alza de 4 por ciento, llegó a 30 por ciento desde enero y acumuló una suba de 54,5 por ciento desde agosto del año pasado.
Respecto a los datos de Córdoba relevados por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, en agosto, el aumento fue traccionado por el rubro Alimentos y bebidas, que subió 4,32 por ciento. Si bien no fue ése el que más subió, por su incidencia a la hora del cálculo del indicador general tuvo un rol clave en el aumento de los precios.
Dentro de ese ítem, hubo alzas de todos los productos relevados, en algunos casos de hasta más de 10 por ciento, como en verduras, un producto netamente estacional.
El aumento se produjo pese a la decisión del Gobierno nacional de quitar el impuesto al Valor Agregado (IVA) a determinados productos de la canasta básica, que incluso mostraron bajas en las góndolas respecto a meses anteriores.

De esta forma, Alimentos y bebidas subió 31,27 por ciento en 2019 y 55,88 por ciento en los últimos doce meses.
En cuanto a los rubros que con más alza, encabezó la lista Equipamiento y mantenimiento del hogar, con 7,03 por ciento, por el cual se percibió claramente la incidencia de la devaluación ocurrida después de las PASO.
Es que la suba del dólar impactó en determinados rubros, por ejemplo Mueblería, seguramente vinculado con el aluminio y otros materiales, que escaló 10,15 por ciento, y también en Artefactos del hogar, con una suba de 7,76 por ciento, y Herramientas, que se ajustaron 11,42 por ciento. Así, ese rubro lleva acumulada un alza de 31,47 por ciento en el año y de 60,36 por ciento desde agosto de 20l8.
Por su parte, Enseñanza aumentó 6,2 por ciento por el aumento de los servicios educativos pero también de los textos escolares. En 2019, el incremento llega a 35,66 por ciento y a 44,05 por ciento en la comparación interanual.
Mientras tanto, Salud se incrementó 4,36 por ciento, también en parte golpeada por la devaluación. Allí se notó un alza en equipamiento pero también en servicios como el odontológico, no así, al menos por ahora, en los medicamentos. En el año, la suba de Salud se ubicó en 31,98 por ciento y alcanzó 57,59 por ciento desde agosto de 2018.
El resto de los rubros escaló por debajo del IPC, salvo Bienes y servicios varios, que subió 5,19 por ciento pero tiene una incidencia marginal en el indicador general.

En ese marco, Propiedades, combustibles, agua y electricidad aumentó 3,63 por ciento, traccionado por el alza en el agua, que llegó a 22,2 por ciento. Pero también incidió el ajuste de Materiales de construcción que llegó a 8,08 por ciento.
En tanto, Indumentaria y calzado subió 3,28 por ciento. Con todo, en el año el aumento de este rubro fue de apenas 20,87 por ciento y del 45,69 por ciento en los últimos 12 meses.
Finalmente, Transporte y comunicaciones aumentó 2,3 por ciento y Esparcimiento, 2,19 por ciento. En el caso del primero, suma 22,09 por ciento en el año y 52,61 por ciento desde agosto de 2018. En tanto, Esparcimiento subió 26,84 por ciento en 2019 y 42,68 por ciento en el último año.
De esta forma, en agosto la suba de los bienes y servicios estacionales llegó a 3,87 por ciento, la de los regulados a 2,92 por ciento y la denominada inflación núcleo a 4,47 por ciento.
El alza de los precios en el octavo mes del año se ubicó, en el caso de Córdoba, apenas por encima del 3,97 por ciento de enero último.
Por lo demás, se descuenta que el incremento de la inflación será también importante en septiembre. Es que si bien -por ahora- el dólar se estacionó en 57 pesos luego de haber rozado $65 días atrás, diferentes precios seguirán ajustándose este mes luego del aumento de la divisa desde los 46 pesos que cotizaba previo a las PASO.

En paralelo, también las subas seguirán en octubre, ahora traccionadas por los servicios. En ese mes habrá alzas de 10 por ciento en Aguas Cordobesas y eventuales aumentos de la electricidad (EPEC) y de los peajes de Caminos de las Sierras, a tenor de la solicitud interpuesta ante el Ersep, adelantada por Comercio y Justicia.
Además, habrá que seguir con atención el derrotero del dólar para ver si hay incremento de precios extras producto de esa situación.

IPC según el Indec
Mientras tanto, para el Indec, la inflación en agosto fue de 4 por ciento. El Palacio de Hacienda destacó que el traslado a precios de la devaluación de casi 30 por ciento que registró el peso luego delas PASO “fue menor que en ocasiones anteriores”, debido -entre otras razones- a la retracción del consumo.
En el ámbito privado, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) registró durante agosto la peor caída del año en el consumo minorista: 18,6 por ciento -en comparación con el mismo mes del año anterior- la más profunda de 2019.
A comienzos de septiembre, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, había explicado que “hasta las PASO la inflación acumulaba cuatro meses consecutivos de caída: en julio había sido 2,2 por ciento y los datos adelantados de los primeros diez días de agosto permitían proyectar 1,8% por ciento de inflación”.
Sin embargo, “la volatilidad financiera de las últimas semanas (del mes pasado) generará un aumento de la inflación en agosto y septiembre. Sabemos que ello implica más pobreza”, dijo Sandleris entonces en declaraciones a la prensa.
Para septiembre, los participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central proyectaron inflación de 5,8 por ciento, tendencia que se cortaría a partir de octubre próximo, cuando podrá ubicarse en 4,3 por ciento, 3,5 por ciento en noviembre y 3,1 por ciento en diciembre.

Más allá de las estimaciones, el relevamiento del Indec para agosto mostró un alza de 4,5 por ciento en Alimentos y bebidas, 3,1 por ciento en Prendas de vestir y calzado, 6,1 por ciento y 5,2 por ciento en Salud, debido al aumento de la medicina prepaga y los precios de los medicamentos.
La consultora Ecolatina destacó “el parcial impacto favorable” que tuvo la eliminación del IVA en los productos esenciales de la canasta básica, que evitó un mayor aumento de precios. Informó además que los bienes aumentaron 4,9 por ciento y los servicios 2,3 por ciento.

Paritarias con estatales
En tanto, los gremios estatales de Córdoba aguardaban anoche un llamado del Gobierno provincial para comenzar a debatir la continuidad de la paritaria 2019, hasta ahora anclada en la claúsula gatillo por inflación.
Sin embargo, ese incremento en línea con los precios tenía como límite este mes. Si la recaudación subía por debajo de la inflación, la pauta de incremento sería revisada, y es, precisamente, lo que está ocurriendo.
En ese marco, los gremios esperan que, luego de la difusión de los datos de agosto del IPC, la Provincia los cite para ver con qué incremento se pagarán los haberes de septiembre.
Los sindicatos insisten en que el Gobierno continúe aplicando la claúsula gatillo. De todas formas, por lo bajo descuentan que eso no ocurrirá.
Fuentes consultadas deslizaron que hoy podría haber un primer encuentro entre las partes para comenzar a delinear el futuro incremento salarial que, tal como está el panorama, se iría determinado mes a mes hasta fin de año.

Artículos destacados