La inflación castigó más a los sectores medios altos

La inflación castiga más a los sectores medios altos de la población, aunque los más pobres gastan casi el 50 por ciento de sus ingresos en alimentos, según un informe sobre distribución del ingreso difundido por el Indec.
De acuerdo con el trabajo, en el segundo semestre del año pasado, el sector más pobre de la población debió destinar 46,6 por ciento de sus ingresos exclusivamente a la compra de alimentos, mientras que el de mayores ingresos destinó sólo un 23,6 por ciento.
La inflación del 4,4 por ciento del segundo semestre afectó en un 3,1 por ciento a los sectores más pobres y en un 3,9 por ciento en los de mayores ingresos. Esto es así porque los productos más caros no sufren el control de precios al que sí están sometidos los de segundas y terceras marcas que consumen los de menores recursos.
El organismo dio a conocer la variación de precios del segundo semestre del año pasado y cómo impactó en los distintos sectores de la población según su nivel de ingresos.
Según las cifras, la inflación afectó a los sectores de medianos ingresos o clase media, entre un 3,3 y un 3,7 por ciento, un nivel por encima de los más pobres y por debajo de los que tienen las remuneraciones más altas.

Artículos destacados