La industria pidió por el tipo de cambio y medidas urgentes para afrontar la crisis

La Provincia y la Unión Industrial de Córdoba (UIC) coincidieron en advertir sobre los efectos negativos sobre el sector productivo local de la crisis financiera global, al tiempo que plantearon la necesidad de preservar la fuente de trabajo como objetivo prioritario.
Tras un encuentro entre el titular de la UIC, Oscar Guardianelli, y el ministro de Industria, Roberto Avalle, la entidad emitió un comunicado en el que alertó sobre la pérdida de competitividad y la necesidad de implementar políticas activas para atenuar los efectos del derrumbe financiero internacional en el país. En ese marco, mencionó “un tipo de cambio competitivo”, además de otros instrumentos como una baja en las retenciones, todas alternativas para proteger la industria local.

La preocupación del sector había sido ya esbozada durante la mañana de ayer por el gobernador Juan Schiaretti, quien había advertido que para evaluar el futuro de la industria de Córdoba iba a ser clave la evolución de la situación en Brasil, cuya moneda ayer se situó en torno a los 2,29 reales por dólar.
En el mismo sentido se pronunció Ercole Felippa, titular de la Agencia Pro-Córdoba y de la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (Cacec). (ver contratapa)
En cuanto al comunicado de la UIC difundido tras la reunión con Avalle, el texto hace referencia en primera instancia a que “todas las medidas deben apuntar a la preservación de las fuentes de trabajo, a través de la defensa de la industria nacional”, posición compartida con Avalle, según reza el documento.

Tras conversaciones con autoridades nacionales y de la UIA, “se coincidió en que es imperioso ser muy ágiles en la adopción de políticas activas” para “mantener o incrementar la competitividad de la industria nacional frente a la posible avalancha de excedentes de producción de países como Brasil, China e India y, también, para mantener los volúmenes de exportación en un mundo que, estimamos, estará sobreofertado en los próximos meses”.
En ese marco, la UIC consideró que “no sólo es necesario un tipo de cambio competitivo sino también maximizar instrumentos para sostener exportaciones de productos de alto valor agregado, como por ejemplo la reducción de retenciones, el reintegro de exportaciones o la agilización de devolución de impuestos”.

REACCION

El Banco Central de Brasil apeló al uso de reservas internacionales por primera vez en cinco años para vender dólares en el mercado, en un esfuerzo por aliviar la presión sobre el real.

En ese marco, se apreció 0,74%, recuperándose de un retroceso de hasta más del 6% en la jornada, para cerrar a 2,292/2,294 por dólar para la compra y venta respectivamente.

Artículos destacados