La industria en alerta y frigoríficos ya analizan recurrir a la Justicia

La industria de Córdoba manifestó su unánime preocupación por la falta de resolución del conflicto entre el Gobierno nacional y el sector agropecuario y advirtió sobre las consecuencias para la evolución de la actividad en determinados rubros.
Paralelamente, los frigoríficos exportadores locales no descartan una medida judicial contra la disposición oficial que reduce el volumen de envíos externos.
“La preocupación es concreta en dos sentidos: por un lado está el hecho de un conflicto que no se resuelve y por otro la situación particular que genera en diferentes ramas de actividad que tienen directa o indirecta vinculación con el campo”, indicó a Comercio y Justicia una fuente de la Unión Industrial de Córdoba (UIC). La entidad esperará la evolución de la nueva modalidad de protesta para recién emitir opinión formal sobre la medida y sus consecuencias.

Por su parte, el director Ejecutivo de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne (AFIC), Daniel Urcía, aseguró que en principio, la nueva medida de fuerza del campo no afecta en forma directa al sector. “Mientras no haya retención en ruta de ganado en pie, la situación no nos afectará”, indicó.
De cualquier manera, Urcía sí fue contundente respecto de la resolución oficial que limita la exportación de carne. “Corremos serios riesgos de incumplir con los compromisos asumidos en el exterior”, indicó el empresario. Según graficó, el parate desde hace un mes en los envíos externos determinó un stock inmobilizado de unas 100 mil toneladas que a razón de 3 mil dólares la tonelada determina embarques varados por unos 300 millones de dólares.

“Hemos mantenido una actitud pasiva y expectante”, recordó al respecto Urcia, quien al mismo tiempo sumó un nuevo elemento a la situación. “Los trabajadores reclaman un aumento del 40% y ahí se avecina otro conflicto”, indicó.
En tanto, fuentes del sector anticiparon a este medio que se analiza la presentación de una medida judicial para frenar la puesta en marcha de la nueva resolución oficial que reduce al 25% los embarques externos para destinar el resto al mercado interno.

Fierros complicados

Por su parte, el nuevo parate del campo también generó renovada preocupación en el sector metalmecánico. En ese marco, Carlos Rapp, director Ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Afamac), advirtió que la nueva medida de protesta podría generar una caída de hasta el 30% en las ventas del sector. “Ya se habían desestimado contratos de compra de maquinaria con el último paro y ahora esperamos otra fuerte caída”, indicó Rapp. El empresario advirtió asimismo que ya se han reducido horas extras e incluso hay empresas que concurrieron a la Secretaría de Trabajo a solicitar el procedimiento de crisis.
Por su parte, el titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, Juan Grundy, coincidió en que el parate agropecuario derivará en consecuencias para el sector que, entre otros destinos, provee piezas para la fabricación de maquinaria agrícola.

“El paro del campo genera consecuencias en numerosas actividades, no sólo en la maquinaria agrícola”, señaló y enumeró, por ejemplo, que la menor demanda en la construcción deriva en una caída en el sector herrer&i

Artículos destacados