La estatización previsional golpeó duro en la Bolsa que pierde un jugador clave

El anuncio del Gobierno de nacionalizar el sistema de jubilaciones privadas impactó ayer de lleno en el mercado local, al combinarse con una profunda caída en los mercados internacionales, afectados por el temor a una recesión en los EE UU.
Mientras la Bolsa porteña se hundió un 10,11%, se derrumbaron los bonos y se disparó otra vez el riesgo país. Por su parte, el dólar cerró a $ 3,24, sin cambios.
La Bolsa de Comercio de Buenos Aires abrió con fuertes retrocesos después perder a sus principales inversores: las AFJP. Después de llegar a caer 17,72% en el punto más bajo de la rueda, al final de la sesión la aparición de compradores (versiones aseguraron que intervino el Gobierno a través de operadores diversos) moderó la caída y el Merval cerró con una baja de 10,11% y alcanzó nuevos mínimos desde junio de 2004.

Jorge Alberti, economista del portal ElAccionista.com, advirtió que la caída se puede explicar “casi totalmente” por el nerviosismo por la estatización del régimen de capitalización local y no por el derrumbe en los mercados internacionales.
Ante la ola de venta y caída de precios, la Justicia prohibió el martes y por siete días laborales, la operatoria de los fondos de pensiones en el mercado financiero. Durante la medida, sólo podrán renovar los plazos fijos.
En tanto, el diferencial entre la sobretasa que se les cobra a los papeles locales en relación con los bonos del Tesoro de los Estados unidos se ubicó en 1921 puntos, una suba del 18,07%.

Las AFJP también tienen inversiones en acciones de otras 13 empresas cotizantes en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, entre ellas la brasileña Petrobras Energía, y los españoles Gas Natural Ban y BBVA-Banco Francés, igualmente víctimas de fuertes bajadas.
“Este proceso ha desatado expectativas muy negativas en los inversores”, sentenció el especialista de Argentine Research, Roberto Drimer. “Para aquellos que acudían a las AFJP para financiarse es un golpe terrible.
Esperemos que desde el Gobierno se sustituya (la fuente), sino va a haber una brecha de financiamiento importante en el momento menos oportuno”, dijo.
“Para nosotros, como para cualquier inversor, es un problema enorme”, indicó la analista de Arpenta, Martina Gallardo. “Están jugando con la liquidez del mercado. Las empresas tienen pocas posibilidades de financiarse y le quitan una más”.

Estatizadas

Poco más del 10% de los $97.900 millones que tienen invertidos las AFJP son acciones, por lo que si se aprueba el proyecto que elimina el sistema jubilatorio privado, el Estado pasará a tener participaciones de hasta el 25% en algunas compañías.
Entre las empresas se incluyen Edenor, YPF, Siderar, Telecom, Petrobras y Transener, Gas Natural Ban, Banco Macro y TGS. Aún no trascendió si el Gobierno buscará acceder al directorio de esas empresas o bien vender sus acciones.
Por otra parte, ayer se llevaron a cabo allanamientos en al menos diez AFJP para evitar que puedan sufrir modificaciones los archivos, en una medida dictada por el juez Federal Claudio Bonadío

ES

Artículos destacados