La economía sufrió en enero una fuerte desaceleración

Los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) marcaron una fuerte desaceleración de la economía. Según el organismo oficial, la actividad creció en enero un 2,3% con respecto al mismo mes del año pasado, la variación interanual más baja en los últimos seis años.
Para encontrar un crecimiento interanual de la economía menor al de enero pasado hay que retrotraerse a diciembre de 2002, el primer mes que registró una mejoría tras la crisis de 2001.
Según los datos del Indec, la actividad económica mejoró en el arranque del año un 0,3% desde diciembre (en términos desestacionalizados, es decir ajustando los números según la actividad -días hábiles, vacaciones y variaciones particulares de la demanda- de cada mes). La suba acumulada en 12 meses se redujo al 6,4%, todavía con el impulso del año pasado.

En enero de 2008 la economía había mostrado una suba de 10,2% contra enero de 2007, por lo tanto el 2,3 por ciento de enero de este año representó apenas una quinta parte de aquella expansión.
Durante los 12 meses de 2008, la actividad económica se mantuvo en crecimiento pero moderándose, especialmente desde el inicio del segundo semestre. Por lo tanto, enero se inició con una expansión de dos dígitos y cerró en diciembre con un alza de 7 por ciento. Más allá de la desaceleración evidenciada, los datos demuestran también que se mantiene la expansión pese a la crisis mundial.

Las cifras difundidas ayer corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que el Indec informa con periodicidad mensual a modo de adelanto de la evolución del PIB que se informa trimestralmente.
El Producto Interno Bruto (PIB) cerró el 2008 con un avance del 7 por ciento. A precios corrientes de 1993, el PBI alcanzó el año pasado los 384.201 millones de pesos, con una inversión Interna de 88.491 millones, un 9 por ciento más que en el año inmediato anterior.

Artículos destacados