La Caja ya proyecta un rojo de $1.160 millones para el cierre del año

La Caja de Jubilaciones de Córdoba cerró el tercer trimestre del año con un déficit de $775 millones producto de ingresos por $2.245 millones y erogaciones por $3.020 millones.
Así surge del Informe Financiero difundido por el organismo previsional actualizado al mes de septiembre.

Según el documento y en función de los datos al noveno mes del año, las proyecciones para el cierre del ejercicio suponen un déficit de $1.160 millones. La cifra equivale a un rojo mensual de mil pesos por beneficio o 13 mil pesos anualizado.

De acuerdo con el informe difundido por la Caja, el déficit de los primeros nueve meses del año fue financiado con $389 millones aportados por la Anses (50% del déficit), con $86 millones recaudados a través de la contribución patronal estatal extraordinaria de dos por ciento fijada para la emergencia (11% del déficit) y con $22,6 millones por pagos efectivizados con títulos (2,9% del rojo). Otras fuentes de financiamiento, fundamentalmente aportes de la Provincia, cubrieron el resto, es decir unos $278 millones, esto es un 36% del quebranto total para el período.

Según el organismo, la estructura de financiamiento descripta es muy diferente de la originalmente proyectada. Los incumplimientos de Anses privaron al sistema de $180 millones y los amparos de la justicia a favor de beneficiarios afectados por el diferimiento de $99,5 millones.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El dato deja al descubierto que, de no haberse producido estos desvíos -que implicaron un vacío financiero de $280 millones-, el desequilibrio financiero hubiese sido cubierto sin necesidad de recurrir al financiamiento del tesoro provincial, indica el documento difundido ayer.

En tanto, hasta ayer no habían llegado los envíos de la Nación correspondientes a la Caja y al Programa de Asistencia Financiera (PAF) que en conjunto alcanzan a $370 millones.

Artículos destacados