La balanza comercial cerró febrero con un superávit de US$1.129 millones

El intercambio comercial de febrero tuvo un superávit de US$1.129 millones, por sobre los US$450 obtenidos en igual mes del año pasado, en un contexto en el que se verificó una caída en los precios internacionales por el avance del coronavirus en China, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Este resultado se alcanzó con exportaciones cuya facturación bajó 2,8% para sumar US$4.324 millones, contra importaciones que también retrocedieron, en este caso 20%, y llegaron a los US$3.998 millones.

Durante febrero, comenzó la baja de los precios de las materias primas, que luego se extendería a otros bienes industrializados, debido a la retracción del consumo en China por el avance del coronavirus

Así la facturación de los productos primarios alcanzó US$1.222 millones, 12,9% más que en febrero del año pasado, por una combinación de precios 6,8% más bajos, que fueron compensados por un aumento de 21,3% en las cantidades vendidas.

En cuanto a Combustibles y Energía, la menor demanda se reflejó en una merma de 21% en las cantidades vendidas, con precios 0,7% inferiores a los de febrero de 2018, lo cual redundó en una facturación de US$310 millones, 21,5% menos.

En cuanto a las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) si bien los precios estuvieron 2,7% por sobre los valores precedentes, las cantidades bajaron 8,7%, lo que dejó US$1.497 millones, con una caída interanual de 7,6%.

En tanto, las Manufacturas de Origen Industrial, (MOI) tuvieron una baja de 1,35% en precios y de 2,8% en cantidades, para finalizar con US$1.296 millones, con 4,1% de caída interanual.

Por el lado de las importaciones, sólo dos rubros, Bienes Intermedios y Combustibles y lubricantes, tuvieron alzas respecto a igual mes del año pasado, de 1,4% y 1,6% respectivamente.

El resto de los segmentos, cerró con importantes bajas en las cantidades compradas, a pesar del retroceso de los precios.

Por ejemplo, la compra de bienes de capital mostró una caída de 23,4% a pesar de tener precios 4,9% inferiores, lo que dejó un saldo de US$512 millones.

Los bienes de consumo bajaron 11,5% en las cantidades, con precios 2,2% superiores y US$441 millones

En tanto los vehículos, con precios 2,5% inferiores, mostraron una caída de 54,2% en las cantidades y US$135 millones comprados en el exterior.

 

Artículos destacados