La AFIP investiga evasión en Córdoba por $350 millones

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó tres casos de evasión impositiva, dos en la provincia de Córdoba y el tercero en Neuquén y Río Negro, lo que en total estaría causando un perjuicio al fisco por $400 millones.
Si bien no trascendieron los nombre de las firmas, Comercio y Justicia pudo saber que se trataría de una molinera del interior y de una metalmecánica cuya sede se ubica en esta capital.
Según el organismo recaudador, uno de los casos involucra una firma que estaría realizando operaciones a nombre de empresas inexistentes por montos que superarían los $300 millones en los últimos dos ejercicios anuales. “Esta maniobra habría dado lugar a la generación de créditos fiscales a favor de la firma, presuntamente apócrifos”, indicó la AFIP en un comunicado.

El otro caso denunciado por el organismo a cargo de Ricardo Echegaray estaría realizando operaciones a nombre de empresas inexistentes por montos que superarían los $50 millones en los últimos ejercicios comerciales. “Se estarían liquidando operaciones de compra-venta a nombre de sociedades ‘fantasmas’ o inexistentes, generando créditos fiscales apócrifos”, se indicó.

En el sur

El último hecho investigad, en Neuquén y Río Negro, derivó en una denuncia penal ante la Fiscalía Federal de Neuquén contra diversas empresas y personas físicas, porque estarían constituyendo una asociación ilícita para emitir facturas apócrifas con el objetivo de proveer de crédito fiscal ilegítimo a diferentes contribuyentes. “Con esta operación, habrían evadido $40 millones en concepto de IVA y Ganancias”, precisó la AFIP.
“Las empresas denunciadas son lo que se denomina ‘sociedades pantalla o de cartón’ y se las utiliza para encubrir o simular negocios efectivamente realizados, o para aparentar su realización”, se indicó en el comunicado, que agregó: “Para eludir el pago de los impuestos, los contribuyentes (usuarios de facturas apócrifas) adquieren en el mercado clandestino facturas por diversos servicios y montos, que no son realmente prestados por el proveedor (librador de la factura), o son prestados por otros conceptos y montos o, incluso, por otros contribuyentes”.
“No sólo se habrían negociado comprobantes presuntamente apócrifos sino que, además, se habrían emitido a nombre de sociedades comerciales que poseían una actividad real, cuyos titulares habrían accedido a facturar prestaciones inexistentes a cambio de una comisión porcentual del monto de los importes netos facturados”, agregó.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Penas

La AFIP comunicó además que, según la ley penal 24769, “el que a sabiendas formare parte de una organización compuesta por tres o más personas que habitualmente esté destinada a cometer cualquiera de los delitos tipificados en la presente ley, será reprimido con prisión de 3,5 años a 10 años. Si resultare ser jefe u organizador, la pena mínima se elevará a 5 años de prisión”.

Artículos destacados