Juecismo busca consenso legislativo para declarar la emergencia industrial

Pequeñas industrias. Según Lizzul, las quejas del sector tienen que ver con la lentitud de las soluciones.

Trabajan el anteproyecto con representantes de la UCR y de UPC. Incluiría exención de IIBB, Sellos e Inmobiliario, subsidios de entre mil y dos mil pesos por trabajador de pymis afectadas por una baja en las ventas de al menos 10%, durante 180 días con posibilidad de prórroga.

El bloque legislativo del Frente Cívico (FC) trabaja sobre el borrador de un proyecto de ley que busca replicar los beneficios que brinda la emergencia agropecuaria al campo, entre las pequeñas y medianas industrias cordobesas en épocas de crisis.

“Estamos conversando con legisladores del bloque de Unión por Córdoba (UPC) y el Radicalismo (UCR) para que la iniciativa se presente de manera consensuada y se pueda declarar la emergencia industrial lo más rápido posible”, explicó a Comercio y Justicia Nancy Lizzul, legisladora del FC y presidenta de la Comisión de Industria y Minería de la Unicameral.

“Si bien la iniciativa es nuestra, no nos interesaría modificarle o sacrificarle beneficios con tal de contar con el voto del resto de los bloque de modo que se apruebe lo antes posible y se pueda dar asistencia al sector que da trabajo a muchísimos cordobeses”, explicó la legisladora.

El borrador prevé cuatro tipos de beneficios: exención de impuestos provinciales (Ingresos Brutos, Sellos y Inmobiliario), líneas de crédito del Banco de Córdoba, subsidios a los trabajadores de pymis afectadas por al menos una caída de 10% en el volumen de ventas y suspensión de las ejecuciones de deudas fiscales por el lapso que dure la emergencia industrial.

“La iniciativa prevé que la declaración esté vigente por un período de 180 días prorrogables por otro lapso similar”, explicó Lizzul.

En tanto, con respecto a los subsidios a los puestos de trabajo, la legisladora aclaró: “Buscamos beneficiar a los trabajadores de las pequeñas industrias. No lacanzaría a las grandes plantas fabriles como Fiat, Renault, Volkswagen, que tienen convenios especiales”, remarcó y detalló que habría como dos categorías de emergencia industrial, según la merma en el volumen de venta de los productos fabricados.

“La emergencia clase 1 sería para las plantas que comprueben que registran una caída en las ventas de al menos 20%, para la que estaría previsto la entrega de subsidios de 2.000 pesos para cada uno de sus trabajadores. La emergencia clase 2 alcanzaría a las pymis que tienen baja en las ventas de al menos 10% y para sus empleados estaría previsto el otorgamiento de subsidios de mil pesos”, explicó Lizzul.

La legisladora indicó que lleva poco más de 20 días trabajando y “hablando” con los representantes de las otras fuerzas políticas y con representantes tanto de los gremios, como de las empresas que se están viendo afectados por la actual situación de crisis del sector fabril.

“La semana pasada fueron convocados a la reunión de comisión de Trabajo representantes de Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de la delegación local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), los que brindaron un panorama de las suspensiones y los despidos hormigas que se vienen registrando en la provincia. Hoy (por ayer) fueron convocados representantes de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola de la provincia de Córdoba (Afamac), la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc), de la Asociación de Concesionarias (Acara), de la Cámara de Motocicletas de Córdoba; de la Cámara de la Minería y de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC), para tener el panorama de quienes son los dadores de trabajo”, finalizó.

Más suspensiones

– General Motors decidió suspender a 2.700 operarios de su planta de Santa Fe, un día por semana al menos hasta fines de junio, según informó ayer el sindicato de mecánicos SMATA.

– La terminal adoptó esa decisión porque en el primer cuatrimestre fabricó casi 20% menos que en igual período del 2013.

– El cese de actividades de la fábrica santafesina, que produce 29 autos por hora, será total durante los días que los empleados se encuentren suspendidos, según se informó.

Artículos destacados