Jubilados podrán “transferir” los títulos de cancelación previsional

La Caja ultima los acuerdos con el Banco de Córdoba para habilitar la “co-titularidad” de los bonos. En la práctica, el mecanismo implicará que los tenedores puedan negociarlos con un tercero

Los pasivos provinciales que perciban una parte de sus haberes en Títulos de Cancelación Previsional podrán, en el corto plazo, negociarlos y transferirlos a un tercero.

La posibilidad quedará habilitada a partir de un acuerdo que por estas horas la Caja de Jubilaciones ultima con el Banco de Córdoba.

El mecanismo oficial incluye la habilitación de una cuenta para una co-titularidad de los bonos, esto es que además del tenedor de ley, haya otra persona que pueda acceder al título.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La herramienta deja abierta, en la práctica, la posibilidad de negociar los bonos y poder transferirlos a un potencial comprador.
“Está muy avanzado el acuerdo con el Banco de Córdoba para habilitar la cotitularidad y de esta forma que una persona que el jubilado designe pueda acceder a los títulos”, señaló el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano.

La idea es permitir que un pasivo que percibe una parte de sus haberes con bonos, por caso a 6 u 8 años de plazo, pueda negociarlos por efectivo  en el mercado y de esta forma “transferirlos” a un potencial interesado.

En principio, el negocio de los títulos no parece muy tentador. Es que los bonos devengan un interés anual igual al que ofrece una Caja de Ahorro en el Banco de Córdoba y amortizan capital e intereses sólo al vencimiento.

De esta forma, un jubilado que pretenda hacerse de dinero con bonos a ocho años, muy probablemente lo negocie con una quita muy fuerte respecto a su valor nominal.

Los Títulos de Cancelación Previsional fueron habilitados para pagar a aquellos pasivos con haberes superiores a 6 mil pesos, en el marco de la Emergencia Previsional. Actualmente hay unos ocho mil jubilados que cobran parte de bonos.

Los certificados fueron divididos en cuatro series, a dos, cuatro, seis y ocho años. Los que amortizan a menor plazo fueron destinados a pasivos con más de 90 años o bien personas con enfermedades terminales. En agosto, la Caja deberá pagar esos vencimientos estimados en unos $2 millones.

En otro orden, el oficialismo en la Legislatura descartó apoyar un proyecto del radicalismo para permitir pagar con bonos los impuestos provinciales.

Artículos destacados