Investigan evasión de $300 millones en cerealera

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó ayer operaciones liquidadas por una firma agropecuaria de Río Cuarto, a nombre de empresas “fantasmas” y por montos que superarían los $300 millones en los dos últimos ejercicios anuales.
Esta situación, que “habría dado lugar a la generación de créditos fiscales apócrifos”, presuntamente habría favorecido a la Compañía Argentina de Granos, cuya sede central estaría ubicada en la Capital Federal y contaría con más de siete sedes, entre ellas una en Rosario y la de Río Cuarto.
A través de un comunicado, el organismo que encabeza Ricardo Echegaray puntualizó que en las localidades de Río Cuarto, Adelia María y Del Campillo, personal de la AFIP realizó una serie de allanamientos ordenados por la Justicia Federal.

“Las tareas permitieron detectar que la empresa, presuntamente dedicadas a la comercialización de cereales e insumos para el agro, estaría liquidando operaciones de compra-venta a nombre de sociedades fantasmas o inexistentes y generarían créditos fiscales apócrifos”, explicó el texto oficial.
En ese sentido, la AFIP sostuvo que las sociedades investigadas “buscarían ocultar el verdadero origen del cereal, ya sea proveniente de campos propios y/o arrendados o adquiridos a productores que venden en negro”.
“El perjuicio fiscal radica en que la cadena de comercialización de estos productos termina en la exportación y, en función de la normativa vigente, el Fisco procede a la devolución de un IVA contenido en el valor de los productos enviados al exterior, que no fueron ingresados en la etapa de producción”, añadió.
La participación de más de un centenar de funcionarios públicos se debió a que la Compañía Argentina de Granos es una de las más grandes empresas de la región, con presencia en 11 provincias y más de un 100 sucursales en todo el país.

“La AFIP allanó las oficinas centrales de la administración y sus distintas plantas de acopio”, especificó la AFIP en el comunicado, y agregó: “Allí se secuestraron elementos de interés para las tareas de investigación del caso, las que serán puestas a disposición de la Justicia”.

Advertencia

El ente recaudador advirtió además que, “con herramientas disponibles de alta tecnología, sistemas informáticos y comunicaciones satelitales online”, la AFIP “continúa trabajando activamente en controles de primer grado y operativos que permiten accionar preventivamente sobre la comercialización informal”.
En ese sentido, el organismo destacó que “se suspenden y se excluyen del Registro de Operadores de Granos a los denominados operadores riesgosos o no confiables, en su mayoría empresas fantasmas destinadas a generar créditos fiscales apócrifos”.

ANTECEDENTE
La AFIP y la Justicia Federal investigaban en 2008 un caso por el que personas indigentes eran inscriptas como monotributistas y luego como comercializadores y exportadores de granos de cerealeras también en Río Cuarto. Las maniobras investigadas serían para “blanquear” di

Artículos destacados