Insumos claves de la obra pública “rebotaron” y cerraron con subas promedio de 86,6% en 2018

Luego de la desaceleración e incluso baja de algunos rubros en octubre y noviembre, en diciembre repuntaron. Hubo 18 de los 46 ítemes medidos que escalaron por encima de 100%, más del doble que la inflación

El precio de los insumos que inciden en el costo de la obra pública provincial volvió a incrementarse con fuerza en diciembre luego de la desaceleración de los dos meses anteriores y cerró 2018 con un aumento promedio de 86,65%.
Los datos reflejados en el Índice de Obra Pública, que de manera mensual publica la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, revelan incluso que el año pasado, 18 de los 46 rubros medidos subieron por encima de 100 por ciento con picos de 125,99% como los medidores de caudal o, mucho más importante por su incidencia, el asfalto que escaló 123,61 por ciento.
El rebote experimentado en diciembre llama la atención en un contexto de precios generales que tiende a desacelerar y con un dólar aplacado luego del pico de casi 42 pesos de fines de agosto e incluso de días posteriores.

El índice que calcula la Provincia se toma como base para ajustar los contratos de obra pública en marcha. En ese marco, es erróneo tomar un promedio de los 46 indicadores a la hora de determinar cuánto se incrementaron los costos de la obra pública en general.
Es que cada proyecto tiene diferentes insumos clave. Aun así, hay rubros que son de alta incidencia en general y otros que apenas ponderan y que en algunos casos mostraron subas sustanciales.
Por ejemplo, un elemento fundamental en la mayoría de las obras es la incidencia del rubro mano de obra que en diciembre subió 2,91% y que acumuló en el año pasado 31,04%, muy por debajo incluso de la suba de precios minoristas.
Por el contrario, insumos con aireadores, por ejemplo, mostraron una suba de 114,06 por ciento o las láminas reflectantes que se incrementaron en diciembre 5,76 por ciento y en el año 124,2%. En algunas obras, no tienen incidencia alguna.
Hecha la salvedad, el aumento de diciembre y del año pasado fue, en general, importante aunque con una clara diferencia entre insumos atados o relacionados al dólar y otros que no tenían anclaje alguno o directo con el precio de la divisa.

Por rubro
De acuerdo con los datos oficiales, en diciembre hubo subas importantes, por ejemplo los aceros que habían mostraron bajas incluso en los meses previos luego de la escalada contundente de septiembre, volvieron a exhibir ajustes, esta vez de 2,41 por ciento para cerrar el año con una suba del 91,2%. Vinculados a ese rubro, los tubos de acero (claves para la obra de gasoductos) aumentaron 3,61% en diciembre y acumularon un alza de 121,89%.
También fue llamativa el alza en diciembre de insumos vinculados a las obras eléctricas. En ese marco, aisladores, conductores aéreos y subterráneos y empalmes y terminales mostraron subas de entre 2,8 y 4,36 por ciento en el último mes del año y acumularon en 2018 incrementos de entre 108,5 y 122,34%.
Asimismo, alambres, aluminio y cerámicos escalaron 3,53 por ciento en diciembre y 115,25 por ciento en 2018.
Párrafo aparte para el asfalto. En diciembre registró como nunca antes una baja, de apenas 0,67%. Sin embargo, cerró el año con un incremento de 123,61 por ciento.
Otros rubros claves tuvieron comportamientos dispares. Anclados a los movimientos del dólar y de otros componentes, el combustible acumuló un aumento de 76,54%, en tanto la tarifa eléctrica aumentó en diciembre 3,21% y 73,7% en el último año.
Con menos vinculación con el precio de la divisa estadounidense o directamente casi sin relación, el cemento aumentó 1,74% y 69,75% en 2018. En cualquier caso, muy por encima del alza de los precios minoristas.
En tanto, el hormigón aumentó 3,56% en el último mes del año y 59,28% en 2018.
Por su parte, los áridos se ajustaron 2,05% y 43,39% en diciembre y en el año respectivamente, alejado de la suba de los insumos anclados al valor del dólar.
Un caso llamativo en diciembre fue el de los productos químicos: subieron 19,48% y acumularon un alza de 82,93%.

Lejos de los precios minoristas
Por lo demás, los aumentos acumulados desde noviembre de 2015 hasta el cierre de 2018, superaron largamente la suba de la inflación minoristas.
Concretamente, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia desde esa fecha y hasta ahora, marcó una suba del 160,69%. En tanto, los precios de los insumos subieron en promedio muy por encima de ese registro.
De hecho, sólo ocho de los 46 medidos lo hicieron por debajo o casi en línea con la inflación minorista. El resto escaló largamente por encima. Casos emblemáticos son el asfalto y la tarifa eléctrica. El primero subió 335,1%, más del doble que los precios minoristas.
En tanto, la tarifa eléctrica fue la que mostró la mayor alza: 433,6% en el período en consideración.
Por el contrario, el rubro mano de obra apenas se incrementó 122,35 por ciento, casi 40 puntos porcentuales por debajo del IPC.
La suba experimentada por los diferentes rubros se ubica en prácticamente todos los casos por encima de la evolución de la recaudación provincial que el año pasado cerró apenas por debajo de 35 por ciento de crecimiento. Esos fondos son claves para atender parte del presupuesto destinado a la obra pública. En ese marco, el poder adquisitivo de los fondos provinciales resultó claramente superado por la suba de los costos de los insumos de la obra pública.

Bienes y servicios, también con alzas
Al igual que los insumos para obra pública, en el caso de los vinculados a bienes y servicios, diciembre mostró un rebote en los incrementos.
Según datos del Índice de Bienes y Servicios que elabora la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, hubo fuertes aumentos en rubros claves. Así, los medicamentos aumentaron 4,29% y cerraron el año con una suba de 50%. Los descartables se ajustaron 3,36%, con un aumento final de 93,7%.
Asimismo, los insumos de limpieza mostraron una suba de 3,76 por ciento y de 63,66 por ciento, en 2018.
En forma paralela, el mantenimiento de instalaciones electromecánicas escaló 3,44 por ciento en diciembre y 88,2% en el año mientras que el mantenimiento de edificios redondeó una suba del 67,03 por ciento.
El indicador que releva cada mes la Provincia, se utiliza como herramienta para la redeterminación de precios de la provisión de bienes o prestación de servicios del régimen para compras y contrataciones de la Administración Pública.

Artículos destacados