Inorgánicos, algunos piquetes levantaron pero hay varios firmes

El llamado al diálogo condicionado al levantamiento de las medidas de fuerza por parte de la presidenta Cristina Fernández fue receptado de manera disímil entre los productores rurales de diferentes puntos del país nucleados en piquetes sobre rutas nacionales y provinciales.
Carentes de instrucciones desde la dirigencia, los productores en muchos casos autoconvocados, debatían anoche los pasos a seguir. “Están deliberando. El paro sigue y ellos resolverán la modalidad”, señaló a Comercio y Justicia Agustín Pizzichini de Federación Agraria.
En ese marco, anoche, asambleístas de Laboulaye resolvían cómo continuaría el piquete. “Vamos a seguir, estamos discutiendo de qué forma”, indicó Clara Raspo, de la Sociedad Rural minutos después de registrarse incidentes cerca de la casa del legislador de Unión por Córdoba Sergio Busso.
El estado deliberativo era el común denominador anoche en el resto de los cortes.
En tanto, los productores de Corrientes fueron los primeros en aceptar el petitorio de la primera mandataria y abandonar las medidas de fuerza para abrir el diálogo con el Gobierno nacional. En el corte en San Pedro, en tanto, la primera decisión fue la de continuar en la ruta 9. Sin embargo, tras la asamblea realizada luego del pedido de Cristina, tomaron el mismo rumbo que quienes estaban en Corrientes.
En tanto, Alfredo De Angelis, titular de la Federación Agraria Gualeguaychú, quien describió las palabras de la Presidenta como cargadas de “odio y revanchismo”, tras consultar con el resto de los asambleístas ubicados en el kilómetro 43 de la ruta 14, decidió mantenerse en pie de guerra.
“Queremos que pongan las cartas sobre la mesa y después levantamos el paro”, remarcó De Angelis. Igual decisión tomaron los productores de Santa Teresa, en Santa Fe, y “rechazaron” la propuesta. Por su parte, los ruralistas de la Ruta 14 en Entre Ríos, contestaron al condicionamiento de Cristina de “levantar el paro para entonces sí dialogar”, que “no lo harían con sus cabezas”.
En tanto, por tercer día consecutivo, las calles de diferentes ciudades del país fueron escenario de nuevas manifestaciones con cacerolazos ratificando el repudio a las medidas del Gobierno.

Artículos destacados