Industriales metalúrgicos advierten posible recesión y menor rentabilidad

Más del 55% de los empresarios nucleados en la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba (CIMCC) consideró que es “muy probable” que se produzca una recesión en la economía argentina durante los próximo tres años.
Así lo adelantó ayer el titular de la entidad, Juan Grundy, en el marco del almuerzo de trabajo organizado por la Fundación Mediterránea.
Por otra parte, cerca del 80% de los industriales, estiman que es “muy probable o bastante probable” que durante el invierno existan nuevos problemas energéticos.
“Las previsiones que hacemos en esta materia es que vamos a tener una crisis como la del año pasado y, tal vez, si el invierno es muy crudo, puede ser un poco peor”, expresó Grundy a Comercio y Justicia.
Si bien algunas empresas que, según el titular de la Cámara, no son la mayoría, han tomado previsiones desde el año pasado, como utilizar combustibles alternativos o contar con generadores propios. Grundy no descartó que se produzcan roturas en la cadena de producción “o porque el proveedor no puede entregar materia prima o porque el cliente anula el pedido a causa de que tiene que parar”.
Al respecto, el dirigente advirtió que esa situación “ya nos sucedió el año pasado”.
Por otra parte, el monitor que realiza la consultora MKT para la CIMCC, reveló también que el 82% de los metalúrgicos cordobeses consideran que la economía nacional está peor que hace seis meses atrás.
Además, más del 64% de los consultados consideran que la rentabilidad seguirá cayendo durante 2008 y más del 70% de los empresarios manifestó preocupación porque no se toman medidas efectivas para contener la inflación y estimaron que el fenómeno se incrementará en los próximos tiempos.
Suba de costos
En otro orden, si bien Grundy destacó que la industria metalúrgica “no es ajena al proceso de recuperación y crecimiento poscrisis económica y social”, volvió a alertar sobre la pérdida de la rentabilidad de la actividad desde la convertibilidad a causa del incremento en los costos de “casi todos los ítems” que integran la producción.
Por otra parte, enumeró algunas de las consecuencias del paro agropecuario que debieron afrontar las empresas del sector: “Falta de insumos, entregas fuera de término, reducción en la demanda de maquinarias, corte de la cadena de pagos, entre otros”.
Al respecto, Grundy consideró “necesaria una razonable solución”, porque “a pesar de que la macro- economía aparenta una buena situación, desde nuestro sector vemos que en la micro hay importantes temas por resolver”.

<t

Artículos destacados

Observatorio
El 55% de los industriales metalúrgicos estima muy probable que se produzca una recesión en la economía argentina durante los próximos tres años.
El 82% de los metalúrgicos cordobeses considera que la economía está peor que hace seis meses.
El 64% espera que la rentabilidad siga en baja.