Industria automotriz: avances para equilibrar balanza comercial con Brasil

COMPLICADO. El complejo automotor brasileño viene sufriendo la retracción en las compras argentinas.

Los socios más fuertes del Mercosur lograron acuerdos para la compra y venta de autopartes y autos en el intercambio comercial. Fue durante una reunión que funcionarios mantuvieron en Brasilia. El gobierno de Dilma Rousseff está dispuesto a prestar dos mil millones de dólares para aumentar el intercambio bilateral.

Argentina y Brasil alcanzaron un acuerdo para equilibrar el comercio bilateral, que el año pasado cerró con un déficit de 3.100 millones de dólares para nuestro país, que contempla un incremento en la compra de autopartes argentinas de parte de las automotrices brasileñas.

El entendimiento fue alcanzado en la tarde de ayer en Brasilia, durante una reunión en la que participaron los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, con sus pares brasileños de Industria y Comercio, Mauro Borges, y de Hacienda, Guido Mantega, junto con representantes de las empresas automotrices de ambas naciones.

“Hubo un acuerdo para crear un cronograma por el cual las empresas automotrices brasileñas comprarán, de manera creciente, más cantidades de autopartes argentinas”, informaron fuentes oficiales.

De esta manera, Argentina busca revertir el déficit comercial que en el sector autopartes alcanzó el año pasado 2.767 millones de dólares con Brasil, sobre un rojo total de 3.100 millones de dólares con el vecino país.

En ese marco, el acuerdo contempla también que tanto Argentina como Brasil “aumenten la compra de autos terminados de manera recíproca”, actividad que había caído de manera sensible en los últimos meses, en la que Argentina había terminado 2013 con una ganancia de 389 millones de dólares.

“Con todo esto compensado, se pueden aceptar las políticas de financiamiento” por un monto aproximado de dos mil millones de dólares para financiar la compra de productos producidos en el vecino país, agregó la fuente.

En la reunión, realizada en la sede del Ministerio de Hacienda, participaron también el secretario Ejecutivo de esa cartera, Paulo Cafarelli, y la secretaria de la cartera de Desarrollo de la Producción, Heloísa Menezes.

Por el sector privado estuvo el secretario ejecutivo de la Cámara de Comercio Exterior de Brasil (Camex), Andrés Rizzo, y los representantes de las empresas General Motors, Volkswagen y Fiat, tanto de Argentina como de Brasil; junto a directivos de Adimra (metalúrgica), Adefa (automotrices), Afarte (autopartes) y Afat (tractores), entre otras.

Este encuentro ocurre en el marco de una caída en la producción automotriz de 8,4% en Brasil durante el primer trimestre y de 16% en Argentina, según cifras de las cámaras empresariales.

Luego del acuerdo alcanzado hoy entre los ministros, avalado por los empresarios, está previsto que funcionarios técnicos de ambas naciones se vuelvan a reunir el martes que viene, otra vez en Brasilia, para cerrar la “letra chica” de lo alcanzado.

En 2013 Argentina tuvo un crecimiento casi nulo en sus ventas a Brasil, al sumar 16.463 millones de dólares, mientras que las importaciones se elevaron nueve por ciento interanual, alcanzando a 19.616 millones.

En marzo, según el Ministerio de Comercio, Desarrollo y Comercio Exterior de Brasil, las exportaciones argentinas a ese país sumaron 1.218 millones de dólares, 16,8% menos que en el mismo mes de 2013, debido a menores compras en autos, autopartes, trigo y medicamentos.

En tanto, las importaciones provenientes de Brasil sumaron 1.183 millones, 15,3% menos que en marzo del año pasado.

Ver también: En Brasil remarcan que no hubo acuerdo por la financiación

Artículos destacados