IIBB crece apenas 27% y el Consenso Fiscal suma presión extra a las provincias

El tributo representa más del 70% de los ingresos propios, de ahí la importancia de su evolución. El 2020, Córdoba deberá volver a reducir alícuotas, conforme el Pacto Fiscal con la Nación. Si la coyuntura no mejora, se descuenta que las provincias exigirán suspender el acuerdo. Los giros nacionales, por ahora sostén de los recursos

La recaudación del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) en la Provincia de Córdoba alcanzó en julio pasado a 5.273 millones de pesos, 33,9 por ciento por encima de igual mes de 2018 y más de 15 puntos porcentuales por debajo de la inflación interanual.
De esta forma, el tributo acumula ingresos por 32.845 millones de pesos, apenas 27,5 por ciento mayores al año pasado.
El dato es ciertamente preocupante. Es que Ingresos Brutos representa más del 70 por ciento de la recaudación propia de la Provincia por lo que su evolución es clave para el sostenimiento de los recursos corrientes necesarios para atender el gasto operativo de la administración pública que crece por encima del 40 por ciento interanual, al menos hasta el 30 de abril, último dato disponible.
La caída real cobra aún más fuerza si se considera que el año próximo, la Provincia deberá aplicar una nueva rebaja de alícuotas de IIBB, conforme el sendero acordado entre la Nación y las provincias como parte del Consenso Fiscal 2017.

Concretamente, deberá reducir una vez más alícuotas en prácticamente todas las actividades, excepto el comercio mayorista y minorista que continuará en el 5 por ciento.
El resto incluirá bajas de entre 0,5 y un punto porcentual.
Ese escalonado que incluyó el Consenso, concluirá en 2020 con buena parte de las actividades declaradas como excentas.
La situación volverá a poner en pie de guerra a las provincias y al Gobierno nacional.
“Falta tanto todavía para fin de año”, dijo a Comercio y Justicia en tono irónico, una fuente del Ejecutivo a la hora de evaluar un posible planteo de Córdoba para revisar la rebaja de IIBB para el año próximo.
La referencia tiene que ver con el proceso electoral de por medio y el impacto que uno y otro resultado podría generar en la economía del país.
No hay certezas a futuro. Ni siquiera con una reelección de Mauricio Macri.
En ese contexto, desde la Provincia pidieron esperar la evolución del panorama para recién plantear cualquier cambio respecto al Consenso.
Con todo, está claro que si la situación económica no repunta, el pedido de suspender la baja de alícuotas no será privativo de Córdoba sino de todos los distritos.

De hecho ya para este año se había hablado de una posible suspensión de la rebaja a tenor del difícil panorama económico tras la brusca devaluación que comenzó a fines de abril de 2018.
Sin embargo, las provincias lograron negociar compensaciones por otra vía y sólo se dispuso frenar la rebaja prevista en el Consenso Fiscal vinculada al impuesto de Sellos.
“Hay que llegar a fin de año, después veremos cómo sigue la película”, graficaron desde el Ejecutivo.

Bajas generalizadas
La caída real en la recaudación de Ingresos Brutos es la más preocupante por su incidencia en los ingresos tributarios provinciales, aunque no es la única, por cierto, impactada por la merma de la actividad económica pero también por una reducción de alícuotas respecto al año pasado, precisamente producto del Consenso Fiscal. De acuerdo a datos informados por el Gobierno provincial, los ingresos provinciales -sin contar los giros nacionales-, llegaron en julio a 7.242 millones de pesos, 29,3 por ciento mayores a los registrados un año atrás y más de 20 puntos porcentuales debajo de la inflación.
Más allá de la performance de Ingresos Brutos, tampoco fue buena la del resto de los tributos. Por el lado de los patrimoniales, aportaron 931 millones de pesos, apenas 11,1 por ciento más que en 2018. El Inmobiliario mostró una baja del 0,3 por ciento mientras que el Automotor creció 77,2 por ciento.
Tanto en el caso del Inmobiliario como en Automotor, impactó la modificación impuesta en el esquema de vencimientos 2019. En el caso del Automotor, la mensualización de los vencimientos para quienes no optan por pago único traccionó al alza la recaudación respecto a julio 2018, ya que en el mes de julio último venció la cuota 6 del impuesto, mientras que en igual mes de 2018 no había vencimiento alguno.
En el caso del Inmobiliario, la mensualización de los vencimientos para quienes no optan por pago único resintió el alza de la recaudación, ya que en julio de 2018 vencía la tercera cuota de un total de cuatro cuotas a lo largo del año.

Finalmente, el impuesto de Sellos recaudó en julio 661 millones de pesos, 23,3 por ciento mayor a 2018 en términos nominales. Al igual que la baja real en IIBB, Sellos sintió el impacto de la merma en la actividad económica.
Computado el séptimo mes del año, la recaudación provincial alcanzó a 50.276 millones de pesos, 29,27 por ciento superior a un año atrás pero siempre muy por debajo del índice de precios minoristas.
En ese marco, Ingresos Brutos recaudó 32.845 millones de pesos, 27,5 por ciento más. Por su parte, el Inmobiliario logró ingresos por 8.639 millones de pesos, 41,2 por ciento mayores a 2018. En tanto, el Automotor aportó 2.149 millones de pesos, 41,8 por ciento extra con relación a un año atrás y, finalmente, Sellos registró 4.333 millones de pesos, 14,6 por ciento más que en el acumulado a julio de 2018.

Giros nacionales, la clave
En un contexto de recaudación provincial en declive, con apenas algún indicio de recuperación muy modesto, los envíos nacionales fueron claves para sostener los ingresos que, aún así, siguen en terreno negativo.
De los 18.836 millones de pesos que ingresaron a la Provincia en julio -41,8 por ciento mayores a un año atrás-, 11.594 millones de pesos fueron giros de la Nación a Córdoba. Esa cifra fue 50,8 por ciento mayor a julio de 2018, apenas por debajo de la inflación en el mismo período.
La performance de los recursos de origen nacional se explicó principalmente por la evolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto a las Ganancias, que en conjunto representaron el 91,5 por ciento del total de recursos nacionales en julio.
El IVA representó el 49,3 por ciento del total de recursos nacionales recibidos y presentó un crecimiento interanual del 49,8 por ciento en términos nominales y una caída del 1,7 por ciento en términos reale.
Por su parte, Ganancias registró una variación interanual del 65,8 por ciento en términos nominales y un incremento del 8,8 por ciento en términos reales. Para el caso particular de Bienes Personales, se adviritió un importante crecimiento del 77,9 por ciento en términos nominales y del 16,7 por ciento en términos reales.
El Fondo de Compensación creado por el Consenso Fiscal,, permitió el ingreso de 152 millones de pesos en julio. Por su parte, el Bono Nación Consenso Fiscal, generó 115 millones de pesos más. Esa partida fue creada con el objetivo de compensar a las provincias por el desistimiento de los juicios por deudas entre las jurisdicciones.
De esta forma, los giros nacionales a Córdoba totalizaron en el año 73.690 millones de pesos, 42,55 por ciento más que un año atrás.

Fondos resignados
Si la recaudación provincial -propia y envíos nacionales- hubiese crecido en línea con la inflación, el Gobierno de Córdoba hubiese recaudado un total de $1.413 millones adicionales en julio.
En tanto, a lo largo de los últimos 12 meses, la pérdida acumulada por no haber crecido los ingresos provinciales al ritmo de la inflación ascendió a 18.895 millones de pesos, lo que supera en más de $2.500 millones el monto mensual que la Provincia recauda en un mes. Si se considera lo perdido desde que comenzó la caída en términos reales de la recaudación de la Provincia (julio de 2018), el quebranto asciende a 19.532 millones de pesos, según datos informados por el Ejecutivo.

La recaudación derivada de sanciones de tránsito impuestas por la Policía Caminera, ascendió en julio a 102 millones de pesos, 29,9 por ciento por encima del mismo mes del año pasado. En tanto, en el acumulado anual, las multas de la Caminera aportaron 659 millones de pesos, 33,1 por ciento más que en los primeros siete meses de 2018. El crecimiento se ubica por debajo de la inflación del período y también del aumento del combustible, base del incremento del valor de las sanciones.

Artículos destacados