«Hay que atar los ingresos a los sectores beneficiados»

De paso por Córdoba, el polémico titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Santiago Montoya, estimó que el impacto de la crisis financiera internacional puede extenderse durante todo 2009, ante lo cual estimó que las provincias “deben prepararse para lo peor”. Frente a ese panorama recomendó “no creer que es imposible encontrar quién puede pagar, aun en un contexto de crisis” y consideró que “hay que reconocer que los empresarios la están pasando difícil, pero también decirles que ahora tienen que poner el hombro, porque estuvieron ganando dinero durante cinco años”.
Desde 2002 Montoya está al frente de los organismos recaudatorios de la provincia más grande del país. Incluso, su nombre sonó para dirigir la AFIP cuando el actual ministro de Economía, Carlos Fernández, abandonó ese cargo. El fin de semana estuvo en Villa Carlos Paz participando de las jornadas sobre finanzas municipales “Los motores del desarrollo local”. Poco antes de eso dialogó con Comercio y Justicia.

– ¿Cómo analiza el panorama fiscal futuro de las provincias?
– Las administraciones tributarias vamos a enfrentarnos con agentes económicos, especialmente los de mayor capacidad contributiva, que van a hacer todo lo que esté a su alcance para mantener la liquidez que tengan, aun cuando la situación real no lo justifique. Porque vamos a poner las cosas en orden: la realidad es que la crisis no está produciendo aún un efecto tan pronunciado en Argentina y por el momento está más bien en el terreno de las expectativas.

– Ante ese escenario, ¿qué tipo de alternativas deberían implementar las provincias?
– Debemos tener presente que este régimen tributario con que contamos, anticuado y lleno de parches, tiene como principal objetivo abastecer el presupuesto público. Lo peor que podría pasar en este escenario es que se corte la cadena de pagos del Estado. Por lo tanto, seguramente tendremos que tolerar medidas que no tomaríamos si viéramos un mejor panorama. Por ejemplo, las reformas en Ingresos Brutos que hemos realizado algunas provincias. Creo entonces que habrá más cambios, que estarán en gran medida dirigidos a que las jurisdicciones puedan mantener sus finanzas.

– ¿Qué otro tipo de reformas pueden plantearse?
– En general aquellas que hagan más dinámicos los ingresos. Por ejemplo, muchos municipios de a poco están revisando el sistema de valuaciones inmobiliarias, cambiando las estructuras de las tasas que estaban determinadas por los metros de frente o la superficie de los terrenos (que son los mismos desde hace 100 años).
Concretamente, considero que pueden verse medidas que traten de enganchar los ingresos a los sectores que se han visto beneficiados por un mayor valor de las propiedades o por un mayor nivel de actividad económica.
Y otro elemento que habrá que utilizar mucho son las herramientas de administración tributaria. Aún en las peores crisis hay ganadores y hay quienes esconden su capacidad contributiva para generar liquidez. Basta mirar los números de Ganancias para ver todo lo que declararon las empresas –ni hablemos de lo que no- durante cinco o seis años en Argentina.

– ¿Están realizando acciones conjuntas con la Municipalidad o la Provincia de Córdoba?
– Con la Municipalidad tenemos acciones de capacitación y con la Provincia hemos tenido un muy buen nivel de intercambio sobre reformas imposi

Artículos destacados