Hay leve mejora en la construcción, aunque las expectativas no repuntan

La construcción fue una de las ramas productivas más golpeadas por las dificultades internas y externas que atravesó el país entre 2008 y 2009. Si bien en los últimos tres meses el sector mostró una tenue mejoría, las perspectivas futuras y las expectativas empresarias aún no auguran una tendencia alcista: según datos oficiales, la superficie permisada acumuló en los primeros nueve meses del año una caída interanual de 18,3% y la mitad de los empresarios considera que durante el último trimestre del año la actividad se reducirá aún más.

De acuerdo con los datos del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que difunde mensualmente el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el trabajo del sector mostró una leve mejoría durante los últimos tres meses: en julio creció 1,1% con relación al mes anterior, en agosto 1,9% y en septiembre 0,3%, siempre en términos desestacionalizados. Si bien los incrementos fueron exiguos, al menos se frenó la tendencia contractiva, según la cual la actividad de cada mes era menor a la del período anterior.

Lógicamente, tras la fuerte caída sufrida a principios de este año, el sector aún se encuentra por debajo de los niveles de actividad de 2008: en julio cayó 7,2% con respecto a igual mes del año anterior, en agosto 3,2% y en septiembre 1,8%, siempre en términos desestacionalizados. Esto determinó que, en lo que va de 2009, la construcción acumule una caída de 2,7% con relación al mismo período de 2008.

Perspectivas y expectativas
Aunque la mejoría que evidenció la equiparó al repunte que también mostraron otros sectores durante los últimos meses –como la industria y el comercio-, la diferencia que mostró la construcción estuvo en su perspectiva futura y en las expectativas de los empresarios. Mientras en otras actividades ya estiman el despegue, la construcción parece prepararse para una estabilidad más larga.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Como señaló el informe del Ieric, “la obra privada no presenta perspectivas favorables en el corto plazo”. Tal afirmación surgió al comprobar que la superficie autorizada para la construcción privada en los 42 municipios relevados por el Indec se mantuvo estable entre mayo y agosto –es decir, no aumentó con respecto al mes anterior- y recién en septiembre tuvo un alza importante de 8,4%, que habrá que esperar si se consolida hacia fin de año. Pero ya acumuló cuatro trimestres con retracciones interanuales, por lo que registró en los primeros nueve meses de 2009 una disminución de 18,3% con relación a igual período del año anterior, tras tres semestres consecutivos sin crecimiento.
En virtud de este comportamiento, la cantidad de metros permisados en lo que va de 2009 es la menor desde 2005 y queda en niveles similares a los de 1998, el mejor registro de la década pasada.

Un horizonte similar se reveló al analizar las expectativas de los empresarios del sector para el último trimestre del año. Según la encuesta cualitativa realizada por el Indec entre 100 grandes constructoras de todo el país, ningún empresario que realiza obras privadas espera que la actividad aumente hacia fin de año: la mitad cree que se reducirá y la otra mitad que se mantendrá en los niveles actuales. Apenas más optimistas son las expectativas de los vinculados a las obras públicas: 50% considera que disminuirá, apenas 6,7% que aumentará y el resto que seguirá igual.

De esta ma

Artículos destacados