Hay 452 condenados y 279 detenidos por delitos fiscales

La última detención se produjo en Río Cuarto, a raíz de un caso de presunto encubrimiento de ventas de soja en negro. Habrá más controles en empresas locales.

La crisis internacional desatada a finales de 2008 direccionó los esfuerzos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) hacia el incremento de los recursos públicos, en momentos en que el Estado nacional necesitaba -como ocurre también en la actualidad- mejorar sus cuentas.

En ese marco, el organismo recaudador incrementó sus acciones antievasión en diferentes sectores y aumentó el número de condenados y detenidos por delitos contra el fisco.

De acuerdo con los datos difundidos ayer por el organismo que encabeza Ricardo Echegaray, desde 2003 la AFIP llevó a juicio y logró la condena de 452 personas y determinó la detención de otras 279 por delitos tributarios, aduaneros y previsionales. Los números contradicen -al menos parcialmente- la idea extendida en la sociedad con respecto a que “nadie va preso” por evadir y no cumplir sus obligaciones fiscales.

Por medio de un comunicado, la AFIP recordó las palabras pronunciadas por el ex presidente Néstor Kirchner en su discurso de asunción en 2003, cuando advirtió que los evasores usarían el “traje a rayas”, en alusión a que irían presos por no pagar los impuestos.

De todas maneras, algunos especialistas se muestran cautos y consideran que aún “es bajo” en nuestro país el número de detenidos y/o condenados por este tipo de delitos. Así lo consideró el abogado Carlos Palacio Laje, director de la Sala de Derecho Penal Económico del Colegio de Abogados de Córdoba, quien indicó -además- que, en la práctica, la Justicia no se concentra mucho en este tipo de delitos, “sino en los comunes”. Según Palacio Laje, los delitos económicos -que exceden los tributarios- “son algunos de los más perversos” por las consecuencias individuales y colectivas que generan.

Último caso, en Córdoba
Justamente, la última detención por este tipo de delitos a raíz de una investigación de AFIP se produjo en Córdoba y correspondió a una contadora acusada de integrar una asociación ilícita que encubría -a través de una mutual- ventas de soja en negro por alrededor de 600 millones de pesos.

Con respecto a este caso el organismo relató que -tras una fiscalización de la AFIP, en la que se secuestró documentación y elementos considerados clave en la causa que se investiga una evasión millonaria en la venta de cereales- el juzgado de Villa María ordenó la detención de la contadora de la filial Río Cuarto de la Asociación Mutual Defensores de Boca Juniors.

“Con la documentación secuestrada por los inspectores de la AFIP de Río Cuarto, el juez federal de Villa María, Mario Eugenio Garzón, ordenó la detención de Jorgelina Rosso, contadora de la mutual”, indicó el organismo. Agregó además que Miguel Ángel Seri, quien actuaba como gerenciador de Defensores de Boca Juniors, “ya se encuentra detenido en la cárcel de Bouwer, por la misma causa, desde hace más de dos meses”.

Según la AFIP, el juez Garzón dispuso la detención de la contadora y responsable de la administración de la oficina Río Cuarto de la mutual, “tras varias imprecisiones en la declaración efectuada la semana pasada”.

Indicó además que el juez dispuso tres allanamientos en esa ciudad: uno en la oficina comercial, otra en el departamento donde vivía Rosso, y el tercero en un local comercial dedicado a la venta de prendas de vestir.

“La asociación ilícita intentó aprovecharse de los beneficios impositivos con que cuentan las mutuales en los impuestos al cheque y ganancias”, indicó el organismo y precisó que, en el caso particular de la Mutual Defensores Boca Juniors, “permitía a los empresarios ocultar el circuito del dinero de la venta de soja en negro, usando la entidad, lo que les permitía quedar al margen de la investigación del organismo tributario”.

Tras la detención de la responsable de la filial Río Cuarto, la Justicia Federal de Villa María investigará ahora varias empresas locales. Según la AFIP, estas firmas son Superficies SA, con domicilio en Córdoba, presidida por Seri, y Graneros SA.

Controles sobre distintos sectoresAdemás del agro, AFIP incrementó su accionar sobre comercios y el mercado electrónico

Si bien los controles sobre el rubro agropecuario arrojaron en los últimos meses resonantes montos de evasión -por su envergadura económica-, el organismo recaudador concentró sus esfuerzos fiscalizadores también sobre el comercio, los monotributistas y las operaciones a través de Internet, entre otros sectores. De hecho, AFIP divulgó días atrás que en los primeros cinco meses de 2010 realizó 129 mil operativos y 3.800 clausuras efectivas.

La semana pasada clausuró 847 locales comerciales en todo el país por infracciones al régimen de facturación, a través de un operativo que permitió sancionar con clausuras de hasta seis días a comercios de Córdoba, Mendoza, Neuquén, Chaco, Santa Fe, Salta, San Juan, San Luis, Tucumán, Entre Ríos, Santa Cruz, Chubut, La Pampa, Misiones, Río Negro, Santiago del Estero, Ciudad de Buenos Aires y el interior de la provincia.

Los controles abarcaron una gran cantidad de rubros, entre los que se destacaron el gastronómico, las playas de estacionamiento, la venta de indumentaria, la hotelería y los centros de estética.

Asimismo, el organismo dispuso que las adquisiciones de bienes y servicios que se concretan a través de Internet estarán obligadas a utilizar el régimen de Factura Electrónica a partir de enero de 2011.

Artículos destacados