«Hace falta consenso para mantener la gobernabilidad»

Tras las elecciones legislativas de ayer y la dura derrota recibida por el oficialismo en Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández reconoció en conferencia de prensa que “los resultados exigen consenso para mantener la gobernabilidad” y descartó cambios en el gabinete. Además, se manifestó dispuesta a dialogar con el gobernador Juan Schiaretti, pese a las críticas de éste al Ejecutivo nacional , destacó que el actual tipo de cambio “nunca estuvo tan competitivo con respecto a Brasil” y descartó una devaluación “violenta”.
La mandataria ofreció la segunda conferencia de prensa de su gestión, acompañada por el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Allí desgranó definiciones políticas y económicas, que echaron las primeras luces sobre la interpretación oficial de los comicios de ayer.
En ese sentido, Cristina Fernández no dio crédito a las versiones que indicaron cambios en su gabinete. “No veo que por el resultado de las elecciones tenga que hacer algún cambio”, indicó.

También se refirió a los rumores de una inminente devaluación, reclamada por algunos sectores empresarios desde hace varios meses. Recordó los pedidos de modificación del tipo de cambio, cuando el real brasilero alcanzó los 2,40 dólares, y preguntó: “Si hubiéramos hecho caso a aquéllos que nos decían que teníamos que devaluar violentamente en aquel momento, ¿cómo estaríamos ahora?”. En el mismo sentido, destacó que el tipo de cambio argentino “nunca estuvo tan competitivo con respecto a Brasil, según los datos del Banco Central”.
La mandataria se mostró dispuesta también a dialogar con el gobernador Juan Schiaretti, pese a que él “ha tenido expresiones diferentes a las del Poder Ejecutivo Nacional”, pero no anticipó si en algún momento lo convocará para ello. “Voy a seguir dialogando con todos, no sólo con Schiaretti, porque es mi obligación”, indicó.
Con respecto a cambios en la ley de coparticipación, uno de los principales reclamos impulsados por los candidatos elegidos en Córdoba, Cristina Fernández indicó que “es una iniciativa que deben llevar adelante quienes gobiernan cada una de las provincias”, con lo cual derivó la responsabilidad del inicio del debate a los gobernadores, que deberían ingresar un proyecto en el Congreso.

Durante la conferencia de prensa, la Presidenta respaldó también el accionar del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). “Pasa siempre lo mismo en los análisis de los diarios: si los datos del Indec son positivos se ponen en duda, pero si son negativos son tomados para indicar que hubo caída de la actividad”, argumentó.
Sobre un retorno del país al FMI, la jefa de Estado reiteró la posición oficial de supeditar las relaciones a un cambio en las condicionalidades exigidas por el organismo. “En septiembre se reunirá el G-20 y analizaremos la situación del FMI y si se han modificado sus formas y condiciones”, anticipó.
Gobernabilidad y consensos
En el plano político, Cristina Fernández felicitó a todos los vencedores de los comiciones de ayer, reconoció la derrota del oficialismo en Buenos Aires y atribuyó la caída en Santa Cruz a “problemas

Artículos destacados