Habrá bono también para estatales y crece la presión para las provincias

Poder adquisitivo. El bono busca combatir el efecto inflación, que superará 45% en 2018

Para privados será de $5 mil pero habrá flexibilidad para sectores golpeados por la crisis. Un plus similar tendrán los empleados públicos. Se prevé que el Gobierno cordobés cite hoy a los gremios que rechazan un no remunerativo

El Gobierno nacional oficializará hoy el decreto que instruye el pago de un bono de 5 mil pesos a abonarse en dos pagos para los trabajadores del sector privado. En tanto, para los empleados públicos nacionales, también habrá un plus similar, que se abonará con los haberes de diciembre.
Los instrumentos legales serán publicados hoy en el Boletín Oficial y pondrán fin a las especulaciones respecto a los alcances del pago extra que fue acordado la semana pasada entre el Gobierno, los sectores empresarios y la CGT.
Por lo pronto, quedó confirmado que habrá sectores exceptuados de pagar conforme la norma general. Serán los que acusan situación de crisis que podrán negociar pagos en más cuotas así como, en caso de aceptar los gremios respectivos, que los montos se tomen a cuenta de paritarias.
En ese marco, el Gobierno cordobés citaría hoy a los gremios estatales para acordar los aumentos salariales para noviembre y diciembre, tal como habían convenido tiempo atrás.
Revisada la aplicación plena de la cláusula gatillo, tal como fue concebida originalmente, las partes acordaron que en septiembre recibirán un acumulado de 27 por ciento anual y en octubre de 32 por ciento, en ambos casos por debajo de la inflación.
Aún sin datos de octubre, los precios minoristas subieron hasta septiembre 31,18 por ciento.
En octubre, la inflación rondaría cinco por ciento. De ser así, los precios habrán subido en diez meses 37,73 por ciento, más de cinco puntos porcentuales por encima del acuerdo logrado con la Provincia.
En tanto, la recaudación hasta septiembre inclusive había subido 30,3 por ciento en el caso de la propia y 36,1 por ciento los giros nacionales.

Sin embargo, los envíos nacionales repuntaron en octubre y crecieron 42,7 por ciento interanual en ese mes. Así, consolidaron un alza en el año de 37,6 por ciento.
A la espera de la evolución de los recursos propios que habrían crecido en torno a 34 por ciento, el consolidado de ambas partidas superaría 35 por ciento en el año.
De esta forma, la Provincia tendría margen para otorgar entre un dos y un tres por ciento extra hasta fin de año para cerrar 2018 con un aumento a los estatales de entre 35 y 36 por ciento, siempre respetando la evolución de los ingresos.
Claro que ese porcentaje quedaría por lo menos 10 puntos porcentuales por debajo de la inflación.
Los gremios estatales provinciales no aceptarían esa suba.
Sin embargo, tampoco quieren un bono, un no remunerativo, tal como impulsa el Gobierno nacional a los estatales nacionales.
“Queremos porcentualidad, no un pago ‘en negro”, es la consigna tanto de la UEPC como del SEP, los dos gremios con mayor representatividad en la administración pública provincial. Fuentes de ambos sindicatos consultados anoche por Comercio y Justicia fueron contundentes sobre ese punto.
El planteo es conocido por el Gobierno provincial. Con todo, ahora tiene un elemento extra para sumar al análisis: el bono que la Nación otorgará a los agentes nacionales.
Está claro que, para los gremios, es mejor sumar aunque sea un porcentaje menor de aumento que un no remunerativo por única vez. El aumento porcentual sube la base para los haberes de 2019.
“No tenemos nada resuelto”, admitió a este medio una fuente oficial. Cualquier decisión involucra millones de pesos para la Provincia y una diferencia sustancial para los sueldos de los estatales. En tanto, desde la Municipalidad de Córdoba insisten con que no habrá bono alguno porque los haberes están atados a la marcha de la inflación.

Bono para todos, con excepciones
Por lo demás, el decreto que firmó el presidente Mauricio Macri, incluye un plus de 5.000 pesos en dos cuotas que serán entregadas la mitad con los salarios de noviembre, pagaderos en diciembre y el resto con los salarios de enero pagadero en febrero.
Las empresas cuyos sectores “se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva” podrán “adecuar la implementación” de los plazos y los montos del bono.
Paralelamente, aquellos acuerdos salariales que ya fueron cerrados a lo largo del año y hayan pactado una revisión “podrán compensar el aumento” con la suma total del plus salarial salvo que las empresas y los gremios acuerdan “expresamente” su no absorción.
El decreto dispone que las empresas que ya otorgaron “unilateralmente” otros incrementos sobre las subas salariales “podrán compensarlos” con la suma total del bono.
Quedan excluidos los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, los empleados del agro y de casas particulares. No obstante, en estos dos últimos casos, podrán negociar mejoras en sus respectivos acuerdos.
Respecto al tema despidos, deberán ser informados al Ministerio de Producción y Trabajo con una «anticipación no menor a diez días hábiles» antes de hacerlos efectivos.

A estatales
En forma paralela, el Gobierno nacional dispondrá un bono de 5.000 pesos para los agentes estatales aunque no para los que pertenezcan a empresas autárquicas o bien las universidades nacionales.
En ese marco, el Ministerio de Seguridad informó que otorgará 10 por ciento de aumento a las cuatro fuerzas, además de un bono no remunerativo de 5.000 pesos a cobrar en diciembre, en línea con el plus que el Gobierno decretará para el sector público.
La cartera que lidera Patricia Bullrich anunció que la recomposición salarial del personal de las fuerzas de seguridad se logró tras varios encuentros de trabajo en los que participaron autoridades del Ministerio de Hacienda.
El acuerdo, que contó con el seguimiento personal por parte del presidente Macri, incluye una suma fija de 5.000 pesos que se abonará por única vez junto con el medio aguinaldo del mes de diciembre del corriente año.
Además, se dispuso un aumento salarial de cinco por ciento para enero y de otro cinco por ciento en febrero, informó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Más entidades en alerta
La Cámara Argentina de Centros de Contacto (CACC) consideró que la aplicación del pago del bono que el Gobierno nacional acordó en las últimas horas tendrá un impacto negativo en las empresas de centros de contacto.
Para que no sea altamente perjudicial, la cámara sugirió ciertas condiciones para tener en cuenta: que sea considerado pago a cuenta del incremento salarial establecido en concepto de revisión salarial acordada en la negociación colectiva del año 2018; que se permita que sea abonado en más de dos cuotas, y que el importe sea proporcional a la cantidad de horas trabajadas.
De esta forma, la entidad se sumó a otras tantas cámaras empresariales que alertaron sobre la imposibilidad de cumplir con el pago del plus, al menos en la forma en que se instruye para el general de las compañías.

Artículos destacados